El espacio público que cierra su puerta al ocio y la familia

  Guayaquil

El espacio público que cierra su puerta al ocio y la familia

El Cabildo no argumenta por qué hay algunas entradas bloqueadas. Hay desde casetas hasta conchas acústicas sin uso. Piden mejoras y que se aprovechen

parques cerrados
Realidad. Así permanecen diferentes puertas del parque lineal de la avenida 29, en el sur.MIGUEL CANALES / EXPRESO

Silencio. Eso es lo que guarda el Municipio en torno al por qué algunas puertas de parques representativos de la ciudad, como el Centenario, Seminario o el lineal de la avenida 29, permanecen con candados o soldadas. Pero a esta realidad se suma otra que, precisamente en estos espacios, hay estructuras que están inutilizadas. Saltan a la vista casetas que funcionan como especies de bodegas, y hasta descoloridas conchas acústicas. Allí la vida se esfumó.

Los jóvenes y adultos que aterrizan en estos lugares no solo cuestionan el bloqueo de los ingresos, pues Guayaquil volvió a ser Guayaquil y ya hay espacio para la excusa de los aforos. Ellos, asimismo, sugieren que se aprovechen las estructuras, con un plan en el que ponga en marcha la puesta en escena de actividades deportivas, culturales o incluso pequeños bares en los quioscos cerrados.

Parque lineal de la 29

La normalidad se golpea con bloqueos en áreas recreativas

Leer más

Aprueban que, por estos días, se esté mejorando la cara con acciones como el desbroce de maleza o pintura en ciertos puntos, pero anhelan que reflejen lo que en realidad es un área verde: que el ciudadano interrelacione en estas.

“No está bien tener algunas puertas encadenadas; eso limita. Rejas y más rejas y, en el caso de la concha acústica, nadie la usa teniendo personas que bailan o cantantes independientes”, se lamenta Gabriela Méndez, una bailarina urbana que, junto a un grupo de amigos, le toca moverse y practicar los arriesgados pasos en un espacio cerca del único acceso abierto del parque de la ciudadela Kennedy, en el norte.

En parques como en Guayacanes, también hay puertas cerradas. Debería intervenir el Municipio, pues estos son públicos para cierto grupo de personas, ¿y el resto?

Jéssica Morales, habitante del norte

Lo hacen en este sitio ‘batallando’ con otros grupos de jóvenes, pues es el único punto del área verde donde hay un conector de energía para enchufar su parlante. Así como ella, familias que se pasean en el lugar aprueban que, así como se están pintando los bancos y juegos infantiles, se acondicione la concha acústica y tener más opciones de ocio.

RECORRIDO DE PARQUES.. (8103637)
Escenario. Así permanece una estructura del parque lineal de la 29.MIGUEL CANALES / EXPRESO

El escenario se repite en el parque lineal de la avenida Assad Bucaram, o popularmente conocida como la 29, en el sur. Aquí hay más reclamos debido a que se encuentran estructuras abandonadas (donde la comunidad recuerda que funcionaban antiguos retenes policiales), al igual que lo que serían los baños. El hedor de la orina perfora la mascarilla al caminar por estos espacios.

parque Guayacanes

La ciudadela Guayacanes lleva 30 años sin recibir la cura para sus males

Leer más

Manuel López, un joven que le gusta trotar en la cancha, argumenta que únicamente los baños disponibles son los que se levantan cerca de las máquinas geriátricas, pero se queja no estén en buenas condiciones. “Aquí también hay una concha acústica donde más la ocupan los consumidores de drogas. Falta más promoción y seguridad”, cuenta.

EXPRESO, quien hace 15 días ya alertó de algunos parques que permanecían con cerrojos y los efectos que esto causaba en el entorno, recorrió la zona y constató que la mayoría de las puertas continúan cerradas y que hay personal trabajando.

¿Se arreglarán los baños? ¿Qué uso tendrán las estructuras abandonadas? ¿Qué planes hay para darle vida a las conchas acústicas? Fueron algunas de las preguntas que este Diario envió ayer al Municipio, pero que hasta el cierre de esta publicación no hubo respuesta. Lo mismo ocurrió sobre la razón por las que no todas las entradas se abren: mudez.

RECORRIDO DE PARQUES.. (8103633)
Hecho. No todas las puertas están abiertas.MIGUEL CANALES / EXPRESO

En el casco comercial se encuentra el parque Seminario, que mantiene tres de sus cuatro accesos bloqueados. Al consultarle a uno de los celadores del área cuál es el motivo, este respondió que obedece por “temas de seguridad”. Y aquí también se encuentran, aunque pasan desapercibidas, dos casetas de las que se desconoce su verdadera función.

Están ubicadas en dos extremos; una de ellas la ocupa personal de vigilancia, mientras que en la otra, al asomarse, se observa que se trataría de una especie de bodega. Hay bananas, herramientas, cartones y hasta dos estanterías repletas de papeles. En la parte de afuera de esta caseta solo se luce un cartel que reza ‘Asociación de Periodistas Guayaquil’, y aunque también está el espacio para un medidor de energía eléctrica, no se observa el aparato.

Los que salen de la Catedral Metropolitana, situada al frente del área turística, donde las iguanas y tortugas son las principales protagonistas, se frenan al ingresar por el lado de Chimborazo (por el cierre de la puerta). Y tienen que dirigirse hacia la calle Chile. Las incomodidades saltan.

seguridad policia

“El Municipio malgasta el dinero de sus contribuyentes”

Leer más

“Me parece absurdo que sigan con candados algunas puertas, además el parque es pequeño y sí tiene guardianía, y lo mismo pasa en el Centenario”, argumenta la visitante Magaly Castro, de Los Rosales.

Así como ella, deportistas e incluso adultos mayores anhelan que no solo aterricen trabajos de mantenimiento en las áreas verdes, sino que también sean aprovechados todos los elementos que cuentan. Y, por supuesto, que las barreras se aniquilen.