Guayaquil

Coronavirus: 'Estudiando desde casa', una modalidad que no está clara

Las clases en la Costa inician el 1 de junio. Padres de la familia desconocen la mecánica. Los colegios privados quieren que la jornada sea virtual

santistevan10
Los directivos de los colegios particulares aseguran que sus instituciones están preparadas para empezar clases en mayo, a través de sus plataformas virtuales.Archivo / EXPRESO

El anuncio lo hizo el martes el presidente de la República, Lenín Moreno, a través de su cuenta de Twitter: “He conversado con la ministra de Educación, Monserrat Creamer, y hemos tomado la decisión de iniciar el 1 de junio las clases en la Costa y Galápagos. Por el momento, será bajo la modalidad Estudiando desde casa”.

Javier Tourón

Javier Tourón: "En la educación online el alumno es protagonista de su propio aprendizaje"

Leer más

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Esta decisión originó diversas reacciones de padres de familia. Unos señalaron que la medida es acertada porque así se vela por el bienestar de los estudiantes; mientras que otros se mostraron preocupados porque aseguran no conocer el alcance de ‘Estudiar desde casa’.

El mundo no se puede paralizar. La educación particular es un sector que puede iniciar su trabajo de manera virtual ofreciendo una enseñanza de calidad a los estudiantes.Abelardo García Meneses, presidente de Corpeducar del Guayas

Una reacción similar tuvieron los representantes de los establecimientos educativos particulares, quienes señalaron que esta medida es atentatoria y discriminatoria a los derechos de los niños y adolescentes; y un perjuicio para este sector educativo que se ha preparado en los últimos meses para ofrecer a los escolares una educación virtual a través de sus plataformas pedagógicas.

Camila Bustamante, quien tiene dos hijos en un colegio fiscal, dice que no tiene muy claro lo que significa ‘estudiar desde casa’, como lo ha propuesto el Gobierno, pero le angustia saber que será ella quien tenga que ayudar a sus hijos a realizar las tareas. “Apenas sé las reglas gramaticales y matemáticas básicas. No me siento en capacidad de llevar a cabo este aprendizaje”, menciona la ama de casa, quien apenas terminó la instrucción primaria y trabaja de empleada doméstica.

Ella menciona que una vez que termine la cuarentena tendrá que regresar a su empleo y eso dificultará el aprendizaje de sus hijos en la casa. “Hubiera sido mejor que las clases se posterguen hasta septiembre, una vez que el mismo Ministerio de Educación tenga bien claro cómo será el proceso de enseñanza y aprendizaje de los niños, sin que estos y sus padres se vean perjudicados”, menciona la mujer de 40 años que habita en Bastión Popular, en el noroeste de la ciudad. Sus hijos tampoco tienen computadora ni internet para iniciar una educación virtual.

computadora

Coronavirus: Sin computadora e internet la educación virtual se complica

Leer más

Una situación similar menciona Karla Muñoz, de 35 años, quien tiene un hijo que va a primero básico. “¿No sé cómo haré para ayudarle a mi niño de cinco años a desarrollar sus destrezas?”, preguntó, al señalar que ella no tiene mucha experiencia en eso. “No es lo mismo que le enseñe un parvulario, ellos están preparados para eso”, manifestó, al tiempo de indicar que las autoridades educativas deberían informar mejor sobre cómo será este aprendizaje.

Quienes sí demostraron su desacuerdo total a este anuncio fueron los representantes de los colegios privados, quienes reiteraron que sus instituciones tienen la capacidad técnica y pedagógica para iniciar clases el próximo 4 de mayo.

“Consideramos que la medida anunciada de la suspensión del inicio de clases constituye una acción discriminatoria y atenta a los derechos constitucionales de niños, niñas y adolescentes de la región Costa, ya que los planteles privados trabajan con más recursos tecnológicos, que facilitaría el sistema de educación a distancia”, manifestó Abelardo García Meneses, presidente de la Corporación Ecuatoriana para la Calidad de la Educación (Corpeducar, Guayas), quien añadió que este planteamiento lo han hecho conocer a quienes están el frente de Comité de Operaciones de Emergencia (COE) con el fin de que se permita iniciar clases virtuales a los planteles que cuentan con los recursos para impartir un tipo de enseñanza de calidad.

Postergar las clases y más aún reiniciarlas bajo la modalidad en casa, es un golpe para el sector privado que se ha preparado con plataformas tecnológicas para enseñar a los chicos.Martha Córdova, presidente de Fedepal
Imagen referencial. Lenín Moreno prohíbe alza de pensiones y matrículas. Foto: Pixabay.

COVID-19: Moreno prohíbe alza de pensiones y matrículas para ciclo Costa

Leer más

Víctor Hugo Calderón, quien actuó de vocero de los representantes del gremio educativo particular, explicó que este sector es empleador masivo directo e indirecto, por lo que la postergación del inicio de clases les afecta económicamente. “Tan solo en el sector particular régimen Costa representa más de 31.300 docentes y 9.320 miembros del cuerpo administrativo”, expresó en una conferencia de prensa virtual ofrecida durante la mañana.

Deberían explicar en qué consiste la educación desde casa. Ojalá que no quieran dejar la enseñanza solo en manos de los padres, porque hay maestros capacitados para esto.Carlos Anchundia, 
padre de familia

Calderón aseguró que ellos están listos para proponer alternativas y continuar con normalidad el desarrollo cognitivo y socio afectivo de más de 590.000 niñas, niños y adolescentes del sistema educativo particular de la Costa.

Recalcó que al decidir la postergación del inicio de clases, se incrementaría la angustia de más de 40.000 familias empleadas de manera directa y otras miles de plazas de trabajo indirecto asociado al sector educativo particular.

Sin embargo, hay muchos padres de familia que ven con beneplácito la postergación de la jornada escolar, especialmente aquellos que en los últimos días han señalado no contar con recursos económicos para pagar matrículas y pensiones.

“Nuestra prioridad es la salud de las familias. Muchos hemos tenido gastos al afrontar la enfermedad de algunos de nuestros miembros”, manifestó Carlos Arcentales, un padre de familia de tres escolares.

En cambio, Gina García, madre de familia, destacó la conveniencia de la educación virtual que los colegios particulares ofrecen. “Nuestros hijos tendrían el acompañamiento del maestros, ya que muchos padres no sabemos qué hacer al momento de impartir conocimientos pedagógicos y académicos a nuestros hijos”, puntualizó.