Guayaquil

Una ballena corre peligro frente a Posorja, advierte un biólogo marino

Fue vista en un sector de altas corrientes. Puede vararse en cualquier momento. Se pide acción inmediata de las autoridades competentes.

La ballena fue fotografiada por pescadores.
La ballena fue fotografiada por pescadores la tarde de este lunes 31 de agosto. Aún sigue en la zona.Cortesía

Un nuevo mamífero marino fue visto, esta vez frente a Posorja, en inminente peligro de quedar varado. Se trata de una ballena de unos 20 metros que al parecer se desvió de su locación y busca rumbo en ese sector, confirmó Vicente Quinde, presidente de la Asociación Los Punaes.

ballenato

Municipio enterrará este 28 de agosto al ballenato varado en Puná

Leer más

Esta ballena nada en el sector de Farallones, frente a Posorja y Puná, en todo el centro, que, según el biólogo marino Bruno Yánez, ahora mismo está influenciado por corrientes fuertes, porque el sector profundo, entre 15 y 20 metros hacia abajo, es rocoso.

Así, la ballena puede ser arrastrada por corrientes hacia la parte interior del canal de El Morro, que no tiene aguas profundas para este tipo de mamíferos, lo que puede terminar haciendo que se vare, como ocurrió la semana pasada con el ballenato frente a Puná, que la Dirección de Ambiente Municipal debió enterrar en la zona.

En la tarde, la marea baja, y esa es una alerta para las autoridades competentes, explica Yánez. "Es muy probable que la ballena se haya desubicado de su ecolocalización". Otro temor que existe es que puede ser arrollada por alguna embarcación.  

El cetáceo atrapaba la pelota y se la devolvía a un grupo de aficionados que se transportaban en un bote.

Ballena juega con una pelota de rugby en la mitad del oceano

Leer más

En estos casos, personal de Ambiente debe monitorear al mamífero en embarcaciones y, de ser el caso, hasta remolcarlo y orientarlo a aguas más profundas.

Según personal de pesca de la zona, hasta horas de la noche ayer, la ballena se mantenía en las inmediaciones de la empresa Real, en Posorja, "desorienda y estresada por la presión de las personas y embarcaciones que acudían a verla o pasaban".