La avenida Agustín Freire, el “terror de los peatones” que se atreven a cruzarla

  Guayaquil

La avenida Agustín Freire, el “terror de los peatones” que se atreven a cruzarla

Habitantes de varias ciudadelas no logran respuestas al pedido de colocación de un semáforo, desde hace tres años 

avenida 1
Muchos peatones se juegan la vida al tratar de cruzar la calle.JUAN FAUSTOS

Todos corren con mucho miedo. Jóvenes, adultos mayores, niños, familias enteras, a diario toman el riesgo de cruzar la ‘terrorífica’ Agustín Freire, una avenida de 1.3 kilómetros que solo cuenta con tres semáforos, pero la situación se vuelve más compleja entre las avenidas Isidro Ayora y Guillermo Pareja Rolando; donde los moradores de Sauces 1 y La Garzota 1 se las ingenian para cruzar la calle sin salir lastimados.

Florida Norte

Guayaquil: Los baches y cableríos, los males de la Florida Norte

Leer más

Basta un momento para notar que son decenas de personas por minuto que sortean los carros como obstáculos sencillos, los cuales se podrían simplemente saltar, pero no es así. Ante esto, los moradores dicen estar cansados y cuentan todo lo que han vivido en ya más de diez años.

Es realmente terrorífico cruzar esta calle, vivimos con miedo de que en cualquier momento nos puedan atropellar y hasta matar. Aquí hace falta urgentemente un semáforo o que venga un vigilante y nos pueda dar paso a los peatones”, comentó René Ramos, un residente de 35 años, de La Garzota 1. Son aproximadamente 500 metros de distancia entre los semáforos, es por eso que “no tienen otra opción que correr por su vida”.

Los carros y buses por aquí andan a gran velocidad y la gente se tropieza en la vereda porque hay un desnivel. Hay más de 500 metros de distancia de un semáforo a otroCarlos Guerrero

El miércoles 26 de enero se registró un atropellamiento en horas de la noche. Un abogado de tercera edad fue arrollado y perdió la vida; esto alarmó a todos los residentes de Sauces 1, que piden desesperadamente una solución. “Hace menos de una semana atropellaron a un señor aquí y él falleció. Estamos angustiados porque no sabemos en qué momento podemos ser nosotros la próxima víctima. Vivimos asustados, necesitamos una solución”, dijo Ramos. Añadió que en el sitio no se respetan los límites de velocidad.

CUERDAS

Los vecinos de Sauces 5 se autoaíslan por los robos

Leer más

Según relata, la víctima voló unos 50 metros tras ser impactado. “¿A qué velocidad tenía que haber estado el auto para que lo tiren así? La gente piensa que esto es una carretera y andan como se les da la bendita gana”, manifestó contrariado el morador, mientras observa como una pareja de adultos mayores corre para cruzar la peligrosa vía.

Según relatan los vecinos, la mayor parte de habitantes de la zona son de la tercera edad, por lo que esta vía se vuelve más peligrosa. “Ellos no están para caminar tantas cuadras. Justo aquí al frente queda una farmacia y ellos van mucho para allá y ahí corren mucho riesgo de ser atropellados”, demostró Carlos Guerrero, al asegurar que cuando cruza la vía lo hace corriendo, porque es la única salida. “No hay más opciones, definitivamente es lo único que podemos hacer. Aquí el semáforo más cercano está a medio kilómetro”, explicó Guerrero, quien ha estado radicado en Sauces 1 durante toda su vida.

avenida 2
Jóvenes, adultos, niños y familias enteras buscan cruzar la calle corriendo riesgosJUAN FAUSTOS
Foto de Sistema Granas (7527562)

Zigzagueando entre los baches de metal de la ciudad

Leer más

La Agencia de Tránsito Municipal (ATM) aseguró que sí existe un proyecto en el que se está trabajando para la instalación de semáforos en esa vía, pero hasta el cierre de esta edición  no dieron mayores detalles.

Al clamor popular se suman más vecinos. Una de ellas hace un recuento de las muertes de los últimos años. “Un buen amigo llamado Pedro Pablo Jijón falleció en medio de las llantas de un carro hace tres años; en el 2020 falleció una señora por un cangrejal; luego hace un año murió el señor Medina que estuvo como dos meses en terapia intensiva y luego falleció un señor llamado Bolívar, a quien lo atropelló un auto”, relató Nelly Velasco, una moradora de 63 años.

Ella confiesa que ha buscado posibles soluciones, pero sus intentos no han dado resultado. “Hace tres años yo recolecté firmas, me fui a la Comisión de Tránsito y me dijeron que no tenían dinero para hacerlo y que lo ponga en el centro comercial, yo creo que ellos no tienen por qué hacerlo. Necesitamos ayuda urgente”, pidió Velasco.