Guayaquil

Academia y tres municipios se unen para luchar contra las plagas de los árboles

No se recomienda ni poda ni fumigación, sino otras opciones

Visita. Una evaluación reciente en el Jardín Botánico de Guayaquil.
Visita. Una evaluación reciente en el Jardín Botánico de Guayaquil.Cortesía

Un grupo de científicos y funcionarios de Guayaquil, Samborondón y Daule han alzado la bandera contra las plagas que afectan el arbolado urbano estos meses, a través de la evaluación situacional de los diferentes escenarios presentados.

Aspecto. Esta es la afectación que se registra en las ramas por una de las plagas que afecta a los árboles.

Guayaquil: Plagas enferman a árboles de las principales avenidas

Leer más

El martes pasado, la alcaldesa Cynthia Viteri declaró la emergencia por la afectación que el pulgón y la cochinilla han dejado en los árboles de la urbe. Hoy, gracias a un mes de trabajo de este equipo, se sabe que ni la fumigación ni la poda resultan efectivos a la hora de luchar contra las plagas, porque eliminan a los enemigos naturales de esta. De allí que no haya habido avances.

La bióloga e investigadora Natalia Molina es parte del equipo. Explica que este período de análisis ha servido para notar que mientras más diverso sea el ecosistema, menos riesgos tienen los árboles. “Por eso recomendamos diversificar el arbolado de las avenidas”, cuenta.

Sobre la podaNo se recomienda en caso de plagas como estas. Reduce la plaga pero las debilita.
Los árboles de la zona están afectados con pulgón.

Arbolado urbano de Guayaquil, en emergencia

Leer más

No es la primera plaga que Guayaquil tiene. En el 98 hubo una en el manglar, una mariposa que ponía huevos en ventanas y vidrios de carros. Desapareció por causas naturales. Esta vez, lo que ha hecho permanecer este fenómeno, afirma, es la helada que sufren zonas de América del Sur. “Ha pasado algo inusual, que favorece a las plagas, pero también es cierto que debemos corregir con política pública y no introducir especies”, reconoce.

Sobre esto último, Guayaquil afirma trabajar desde ya. Se ha determinado también que los más afectados son árboles viejos, como el samán, que tienen alguna deficiencia en cuanto a su espacio en la zona urbana, y los que están más expuestos a la luz.

Entre las soluciones planteadas, se estipula una especie de quimioterapia para árboles, que consiste en inyectar un químico a la sabia. Dentro de unos días ha dado resultados positivos en algunas especies del Parque Histórico.

SolucionesRiego, humedad y nutrientes, además de diversificar el arbolado urbano.

Además de ella, el equipo está conformado por el ingeniero agrónomo Benito Baldeón y, entre otros técnicos, Myriam Arias, máster en Entomología, y ya recorrió la avenida Benjamín Carrión, una de las más afectadas.

La cochinilla

Tres guayaquileñas plantean adoptar árboles para salvarlos

Leer más

“Esto es una consecuencia climática, pero también causada por la falta de biodiversidad. Ahora mismo trabajamos en incorporar árboles de diferentes especies para que se conviertan en hábitat de los enemigos naturales de esa plaga, entre los que se encuentran las mariquitas”.

Molina considera que esta plaga deja una lección para mejorar las áreas verdes. Hoy, la catedrática trabaja en una guía de biodiversidad, donde expone 123 especies nativas del bosque seco.

TareaMañana se hará una evaluación para tener una radiografía de la situación.