311 vendedores informales serán reubicados en galpón de la Orellana

  Guayaquil

311 vendedores informales serán reubicados en galpón de la Orellana

La atención empezará este sábado de 10:00 a 18:00

galpón de la Francisco de Orellana
Así permanece el galpón de la Francisco de Orellana en estos momentos.Amelia Andrade

Desde las 07:00 de este miércoles, 9 de de diciembre, se empezó a limpiar un galpón, ubicado en la avenida Francisco de Orellana, antes del redondel de Vergeles, para que allí se instale un puesto temporal para vender productos.

bahia

“Por fin el Municipio ejecutó el pedido que hacíamos cada año para sacar a los informales”

Leer más

Son 311 vendedores informales que podrán laborar en este espacio por el mes de diciembre. El sitio tiene capacidad para levantar más de 600 puestos, según las autoridades del Municipio de Guayaquil.

Los seleccionados son los que se organizaron y realizaron una marcha pacífica la semana pasada, cuando los policías Metropolitanos los sacaron de la bahía.

Los requisitos para acceder a una reubicación temporal es presentar la cédula, una foto e ir a inscribirse en la oficina del departamento de mercado del municipio, que queda en la calle 10 de Agosto, en el tercer piso.

galpón de la Francisco de Orellana
Personal municipal ha empezado hoy a limpiar el espacio.Amelia Andrade
LA BAHIA TRABAJA A ME (32841464)

En la bahía ya se han clausurado 160 bodegas

Leer más

Los productos que podrán expender son varios, menos productos de abasto, ni pirotecnia.

El vicealcalde de Guayaquil, Josué Sánchez, estuvo inspeccionando la limpieza del lugar y anunció que, a partir de enero, los vendedores informales pueden solicitar un puesto en uno de los nuevos mercados que se están construyendo, como el de Vergeles y el de la Martha de Roldós. Fue enfático  al recordar que no se va a permitir que la bahía vuelva al desorden que había antes y que afecta a los comerciantes formales.

El retiro de los vendedores ambulantes del centro, como lo publicó EXPRESO, se realizó la semana pasada, para evitar aglomeraciones que suba el riesgo del contagio al coronavirus.