El vino, la otra pasión

  Deportes

El vino, la otra pasión

Adrián Gabbarini trajo al país la marca de vino de su familia. Como él, varios futbolistas son apasionados por esta bebida.

A1-6437325 (16437325)
Adrián Gabbarini, arquero de Liga de Quito, aprovecha sus vacaciones para ir a Mendoza (Argentina) para visitar sus viñedos.Cortesía

El vino se ha convertido en un mundo alternativo para los futbolistas. Aunque siempre el balón fue la prioridad, los viñedos estuvieron a su lado.

Ese es el caso de Adrián Gabbarini, arquero de Liga de Quito, y los exjugadores internacionales Andrés Iniesta, Luis Figo, Nicolás Burdisso y Ronaldinho. Las historias de Iniesta y Gabbarini son similares. Sus familiares más grandes se metieron en el negocio y lo hicieron crecer, pero con ellos tomó un nuevo impulso.

Bodega Iniesta, que dispone de siete variedades de vino, comenzó en los años 90 cuando José Antonio, el padre del ex-Barcelona, arrancó en una plantación de 10 hectáreas de viñedo. Ahora son 200 y el vino llega a 35 países. Incluso ha ganado premios internacionales.

Andrés Iniesta ayudó a su padre a abrir el mercado asiático y vende aproximadamente dos millones de unidades por año. Mientras, Gabbarini impulsó el negocio que inició su abuelo y dio el paso al traer los vinos al Ecuador. Es su primera exportación.

JORDI CRUYFF

Jordi Cruyff, la gran apuesta de Ecuador para un plan sin precedentes

Leer más

“Soy de Mendoza, la provincia dedicada al vino por excelencia, no podía ser de otra manera. Mi familia siempre tuvo bodegas y viñedos, lo inició mi abuelo, así que siempre estuve relacionado”, explicó el arquero albo.

A1-5856277 (15856277)
El mediocampista Andrés Iniesta se fue a jugar a Japón como estrategia para llevar su marca al mercado asiático.Cortesía

En Mendoza, Familia Gabbarini tiene una gran bodega y el negocio va bien, pero él se animó a expandirlo. Todo surgió de una conversación entre el jugador azucena, el delantero Hernán Barcos y el exfutbolista Cristian Bottero. “El proyecto surgió de algo informal, cuando Barcos todavía estaba en Liga, poco a poco fue tomando forma y ahora es una realidad”, agregó.

La fórmula para el primer paso fue sencilla: la Casa de Bottero, el restaurante del exjugador argentino-ecuatoriano, se comprometió a importar los vinos para convertirse en su principal aliado en Ecuador.

El trámite, sin embargo, duró casi un año y recién desde hace dos semanas está disponible en el país. “Había un poquito de ansiedad porque teníamos que cumplir con algunos pedidos. Por fortuna todo salió bien”, recordó Gabbarini.

Debido a que el vino llegó en plenas fiestas de fin de año y ahora el arquero está concentrado en la pretemporada con el cuadro albo, la presentación oficial se planificó para febrero.

2
Luis Figo encontró en el vino la primera oportunidad para invertir en el vino lo que ha ganado en el fútbol. Es socio de una marca.Cortesía

Bottero reconoció que la bebida ha tenido gran aceptación en los primeros días. Dice que la venta va bien porque se trata de un “muy buen producto”. “La gente lo relaciona con Gabbarini y eso ayuda en parte, pero la verdad es que se trata de un muy buen vino. Gusta mucho”, explicó Bottero.

Nicolás Burdisso, exseleccionado argentino, también tiene un negocio en Mendoza. La diferencia es que él lo inició junto a su esposa. Además, prefirió que no lleve su nombre y lo bautizó como Vinos del Potrero. Así, de manera indirecta se lo relaciona con los inicios del futbolista y su otra pasión.

El portugués Luis Figo es socio de Sogevinus, empresa dedicada a los vinos. Ese fue uno de los primeros negocios en los que incursionó cuando aún era futbolista. Ahora es dueño de una firma inmobiliaria en Suecia y Portugal, y armó además una empresa minera en África.

Lionel Messi también está estrechamente relacionado con el vino. Pero su caso es diferente. Una marca lo buscó para lanzar la bebida con su nombre. La condición que puso fue que su parte de las ganancias sea destinada a eventos benéficos. Además, cuando se casó sacó una cosecha especial con el nombre L10 para regalar a sus invitados.

ARCHI_450610
Nicolás Burdisso lanzó al mercado junto a su esposa Belén Soler Valle, el Vino del Potrero.Cortesía

Como él, en su momento se apostó por Diego Armando Maradona y Carlos el ‘Pibe’ Valderrama para sacar una edición de vinos con fines benéficos.

Ronaldinho fue otro jugador que prestó su imagen. En su caso, fue en colaboración con La Bodega Fabio Cordella. En 2019 la Bodega le presentó un plan para la creación del Vino de los Campeones. La idea principal es que los jugadores que pasarán a la historia del fútbol pongan su nombre en distintas cosechas. Empezó el año pasado con el brasileño y apunta a otras estrellas. Los nombres no han sido confirmados.

El vino es ahora parte vital de ellos, aunque no descartan volver al mundo del balompié. Gabbarini, por su parte, tiene ventaja en eso. Aún tiene tiempo para disfrutar del balón.