Deportes

Progreso, el modesto rival uruguayo de Barcelona

El primer rival de Barcelona en la Copa Libertadores está cotizado en el mercado en apenas $4'357.610, mientras que los amarillos en $22'786.000.

progreso
El elenco uruguayo regresa a la Libertadores luego de 30 años.Archivo expreso

Económicamente hablando el Club Atlético Progreso de Uruguay es sumamente inferior al Barcelona de Ecuador. El elenco charrúa, rival del Ídolo en la primera fase de la Copa Libertadores, está tasado en apenas $4'357.610, mientras que los amarillos en $22'786.000.

Pese a que la 'chequera' no juega al fútbol, la diferencia entre ambos elencos es abismal. Según el portal Trasnfermarket, Progreso maneja un presupuesto anual que llega a los $800 mil, muy por debajo de los $10 millones de los canarios.

Entre las figuras que destacan en el elenco charrúa, se encuentra el defensor de 28 años, Federico Platero. El exjugador de Mushuc Runa de Ecuador (2017) es una de las nuevas contrataciones del conjunto uruguayo y uno de los más caros: $415.000.

Nicola Pérez (golero) y Mauricio Loffreda (zaguero), son los otros dos elemento más cotizado en Progreso. Ambos estás tasados en $388.000.

Le siguen Esteban González (defensa), Nahuel Roldán (volante) y Rodrigo Viega (volante) con $275.000, Joaquín Gottesman (delantero) con $250.000, Federico Laens (delantero) con $194.000 y Santiago Gáspari (volante) con $166.000. El resto de la plantilla oscila entre los $100 mil y $75 mil.

En cambio en Barcelona el jugador con mayor costo en el mercado es el delantero ecuatoriano Fidel Martínez con $2'772.020. Le sigue el volante argentino Emmanuel Martínez con $2'217.000 y el defensa paraguayo Williams Riveros y el zaguero nacional, Pedro Pablo Velasco con $1'108.000.

Pogreso no queda campeón hace 33 años

En cuanto a los títulos obtenidos, la diferencia entre Progreso y Barcelona también dista mucho, pues el cuadro uruguayo alcanzó su último título en 1989, mientras que los amarillos lograron su última corona en 2016.

Además los charrúas solo cosechan un solo título en el fútbol local. Barcelona ostenta 15 y dos vicecampeonatos en la Copa Libertadores.

30 años después vuelven a Copa

La última vez que Progreso estuvo presente en la Copa Libertadores se dio hace 30 años. En la edición de 1990, el elenco charrúa integró el Grupo 4 con el también uruguayo Defensor Soprting y los venezolanos Prepaganga y Minieros de Guyana.

Progreso clasificó como primero de su grupo a los octavos de final y en dicha instancia se topó con Barcelona, su rival del miércoles en la primera fase de este torneo Conmebol.

En el juego de ida, que se disputó el 8 de agosto de 1990 en el estadio Monumental de Guayaquil, el Ídolo se impuso 2-0, mientras que la vuelta se desarrolló el 14 del mismo mes en Montevideo, con un resultado de 2-2, con lo cual los ecuatorianos avanzaron a cuartos de final.

Ese año Barcelona llegó a la final de este certamen sudamericano, pero no pudo superar a Olimpia de Paraguay.

Rocco conoce bien a Barcelona

Leonel Rocco es el director técnico de Progreso. El estratega de 53 años aseguró en días pasados que tiene amplio conocimiento de su primer rival en la Copa Libertadores.

Rocco está consciente de que el cuadro ecuatoriano los supera económicamente, pero aseguró que están listos para tomarse la “revancha” de hace 30 años.

“Pretendemos estar a la altura, dejar una buena imagen, pasar la Fase como primer objetivo. Apuntamos a eso a pesar de que somos el equipo con menor presupuesto de toda la Copa. Incluso somos el de menor presupuesto en Uruguay en Primera A. Tenemos 65 mil dólares por todo concepto, formativas, Primera División, todo, todo... Es una coincidencia. Es un gigante de Ecuador, el más importante. Va a ser un orgullo jugar ante ese equipo y cambiar un poquito lo que fue aquella vez y ahora poder eliminar a Barcelona sería importantísimo”, dijo Rocco en una entrevista recogida por el portal de la Conmebol.

Progreso y Barcelona debutarán en la primera fase de Copa Libertadores, este miércoles 22 de enero, en el Parque Viera de Montevideo a las 20:30. En tanto que la revancha será en Guayaquil, el 29 de enero.