Deportes

Mandatarios, voces silenciosas en el fútbol

Así como se involucra a Rafael Correa con la elección del director técnico de la Tricolor en 2015, hay casos similares en países vecinos

Correa-seleccion
Rafael Correa siempre se identificó como un amante del fútbol, incluso invitó a los seleccionados ecuatorianos a Carondelet.Archivo

No cabe duda de que es la polémica e incógnita que agita al mundo futbolero en la actualidad. La supuesta mano de Rafael Correa al elegir al director técnico de la selección ecuatoriana no es algo muy común en el fútbol, pero históricamente hay episodios que han sido directamente vinculados a los mandatarios de un país y este deporte.

Jordi12

Jordi Cruyff respalda el trabajo de Quique Setién mientras espera volver a Ecuador

Leer más

El argentino Matías Almeyda aseguró que en 2015 tenía todo listo y hasta celebró su vinculación a la Tricolor con su familia, hasta que al día siguiente el entonces presidente de la FEF, Luis Chiriboga, le envió un mensaje diciéndole que el presidente de la nación había pedido otro nombre.

Esto no ha sido ni desmentido ni confirmado por Rafael Correa, el presidente del país de esa época, a pesar de su constante actividad en redes sociales.

Los que sí confirmaron el interés por Almeyda fueron los exdirigentes Álex De la Torre y Miguel Mosquera.

“Hubo un directorio a inicios de 2015 en el que se presentaron varias carpetas (para reemplazar a Rueda) y ganó Almeyda. En ese momento varios directivos y yo votamos a favor de él... A los dos o tres días de la designación de Almeyda me enteré de que habían cerrado con Quinteros y para eso no hubo directorio. Como no tenía ni un año de estar en la FEF, no tuve la confianza de preguntar las razones”, aseguró Mosquera.

NO HABRÁ SANCIÓN

EXPRESO consultó con el jurista Ecuador Santa Cruz, quien asegura que de ser cierta esta injerencia de Correa en 2015, la FIFA no podría tomar represalias contra la FEF.

“De lo que yo recuerdo, ni en la época de dictadura militar tuvimos casos así, además de que por ahora no pasa de ser una denuncia del señor Almeyda. Lo que sí debo dejar en claro es que la FIFA no puede sancionar al balompié nacional. Un presidente puede sugerir la contratación de un entrenador o alguna cosa relacionada al fútbol o al deporte en general, pero la última palabra siempre la tendrá la federación. Podemos estar tranquilos en ese sentido”, argumentó.

Pero el experto aseguró que en su trayectoria como jurista deportivo “nunca un presidente se atrevió a imponer nada en el campo del fútbol de nuestro país y aunque el señor (Rafael) Correa era un totalitario, dudo de que haya influido en la decisión que adoptó la Federación Ecuatoriana de Fútbol al nombrar al profesor (Gustavo) Quinteros como seleccionador”.

El directorio de ese entonces se decidió por Almeyda. Quinteros era del gusto de Chiriboga, pero Emelec se negaba a liberarlo

Álex De la Torre, exdirigente de Ecuafútbol

Otro que apeló a su memoria y recordó episodios polémicos entre presidentes de la República y este deporte, fue Ricardo Armendáriz, pero antes reconoció que Gustavo Quinteros mereció llegar a la selección por lo hecho en Emelec.

“No recuerdo algún capítulo específico de influencia directa de un gobierno en el fútbol ecuatoriano. Igual, ¿quién podría discutir que en ese momento Quinteros era la mejor opción que manejábamos?”, manifestó.

“Acá se puede citar el caso de Abdalá Bucaram, que fue el principal de Barcelona mientras era presidente del país y fue acusado de haber impuesto jugadores a un entrenador de su equipo”, agregó.

De hecho, esa historia tiene como protagonista al entrenador argentino Patricio Hernández, quien contó en 2014 esta anécdota a la revista El Gráfico de Argentina. Como no acató los cambios, lo sacaron del cargo en menos de un mes.

El ‘Bocha’ relató que “en las eliminatorias del Mundial de Inglaterra 1966, cuando un delantero chileno le rompió las costillas a Pablo Ansaldo en el estadio Modelo, como no teníamos más arqueros se nacionalizó muy rápido a Elinho. Pero ese es un tema que se ha repetido muchas veces, porque aquí las nacionalizaciones son muy ágiles en determinados casos, y muy lentas en otros”.

Este tipo de intervenciones quedan en la palestra del balompié como leyendas urbanas. Así como se le atribuye esto a Correa, en su momento se señaló a la expresidenta de Chile Michelle Bachelet y en Argentina, en plena dictadura, a Jorge Rafael Videla. SDP-MGD-DP