Deportes

Independiente del Valle ante Gremio, el partido que nadie quiere

Hasta en Paraguay pusieron reparos al duelo de hoy entre Independiente del Valle y Gremio por la Copa Libertadores

INDEPENDIENTE-VALLE-ENTRENAMIENTO-SANGOLQUÍ
Independiente del Valle viajará desde Paraguay hasta Brasil para jugar la revancha. Solo después de ello volverá al país para someterse a la cuarentena.CORTESÍA DE INDEPENDIENTE DEL VALLE

Independiente del Valle medirá a Gremio de Brasil esta tarde en Paraguay, por la ida de la tercera fase de la Copa Libertadores.

Rafael Nadal campeón Roland Garros 2020

Roland Garros ‘respira’ al aplazarse por una semana

Leer más

Al menos, hasta ayer estaba planificado de esa manera. Este duelo ha tenido tantas trabas que es imposible anunciarlo como algo seguro.

No se pudo jugar en Quito porque Gremio ingresó al país con dos positivos de COVID-19. La Conmebol lo programó en Asunción, pero allá también empezaron a surgir problemas.

El periodista Marcos Velázquez interpuso una acción de protección para que el encuentro no se realice.

En diálogo con EXPRESO, manifestó que “tomamos esta decisión al ver la total y absoluta permisividad y silencio de las autoridades paraguayas sobre el caso. Cómo traen un partido donde ya hubo un incidente de suspensión por positivos de COVID-19, en un momento tan calamitoso que estamos viviendo por la pandemia”.

Detalló que solicitaron que el partido sea aplazado hasta contar con las garantías para evitar un posible ingreso de la cepa brasileña, “que no la tenemos y es más letal”.

Velázquez fue enfático al indicar que “nos estamos convirtiendo en el patio trasero donde se bota la basura” y que esto “se está volviendo recurrente, porque es la segunda vez que el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, está trayendo a Paraguay partidos prohibidos en otros países”.

El 12 de enero pasado, el chileno Coquimbo tuvo que hacer de local en Asunción para la primera semifinal de la Libertadores ante el argentino Defensa y Justicia, que presentaba contagiados.

“Justo en los partidos donde están equipos argentinos y brasileños se trata de arreglar de esta manera, sin importar las consecuencias”, agregó.

A Velázquez también le sorprendió que antes del ingreso de Gremio a Paraguay, las autoridades modifiquen los protocolos de seguridad. “Amanecemos con otras medidas que dan la posibilidad a las personas que llegan y permanecerán por máximo 48 horas, de que no realicen la cuarentena de diez días que estaba establecida”.

Pero Independiente también fue perjudicado. Perdió la localía y queda en el aire la duda de si se aplicaría la misma rigurosidad de parte del ente continental en caso de ser los clubes brasileños los que deben salir de su sede.

Para Galo Sánchez, exdelegado de la Conmebol, lo actuado con el Independiente se puede considerar como un castigo del organismo sudamericano “al ver que no le permitieron jugar (en Ecuador), entonces le llevó a un país vecino, que además es fronterizo a Brasil y tiene un clima muy similar”.

Agregó que esto refleja que “las potencias como Brasil y Argentina siguen mandando en el fútbol sudamericano. Podían haber aplazado el juego por una semana y realizarlo en Quito. Si era al revés, era seguro que se jugaba en Brasil”.

El exdirigente criticó que la Conmebol siga demostrando autoritarismo y no valorara que en el país se vive un estado de excepción para precautelar la salud en medio de la pandemia.

Gonzalo-Plata-Sporting-Benfica

Gonzalo Plata ya trabaja con el primer plantel del Sporting de Lisboa

Leer más