Deportes

Las Grandes Liga le restan importancia al brote; se seguirá jugando

El béisbol de Estados Unidos pide no alarmarse por más de 11 nuevos contagios de Covid-19. Son dos equipos los estudiados. El resto mantiene la agenda

Pablo López Marlins
Pablo Lopez, pitcher de los Miami Marlins durante el cuestionado partido de exhibición del fin de semana donde 11 integrantes del equipo se habrían contagiado.Archivo

El comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, se mostró confiado en que el brote de COVID-19 que generó dentro de la plantilla de los Marlins de Miami no debe ser considerado como un escenario de “alarma”, dado que está convencido de que los protocolos de seguridad y salud que tienen están funcionando.

“Creamos protocolos anticipando que tendríamos pruebas positivas en algún momento”, admitió Manfred la noche del lunes en una entrevista. “Los protocolos se crearon para permitirnos jugar a través de esos casos positivos. Creemos que los protocolos son adecuados para mantener a nuestros jugadores seguros”.

Los Marlins tuvieron al menos 11 jugadores y dos entrenadores que dieron positivo en los últimos días, lo que obligó a aplazar los partidos en casa del lunes y ayer contra los Orioles de Baltimore.

El equipo permaneció en Filadelfia, donde jugó el fin de semana, y fue reexaminado el lunes. Esos resultados debieron ser entregados, pero todavía se desconoce su contenido y la última programación era que los Marlins reiniciarían la competición hoy cuando se trasladen a Baltimore para medir a los Orioles.

Manfred consideró que el hecho de haber aplazado algunos partidos no significaba que toda la temporada estaba en peligro por el brote del COVID-19, aunque reconoció que disputar partidos durante una pandemia no es el mejor escenario para el deporte ni la vida normal.

“No pongo esto en la categoría de pesadilla”, reiteró Manfred. “No es algo positivo, pero no lo veo como una pesadilla... Es por eso que tenemos las listas expandidas. Es por eso que tenemos el grupo de jugadores adicionales”, acotó.

La liga está investigando dónde comenzó el brote. Las fuentes de la institución indican que es posible que ocurriera durante un vuelo chárter desde Atlanta después de que los Marlins jugaran un partido de exhibición.

Los Filis también fueron evaluados el lunes. Su partido contra los Yanquis de Nueva York fue pospuesto hasta que se conozcan los resultados.