Deportes

Gilda Rivadeneira, mamá y apneísta, el nuevo desafío

La deportista tricolor, quien había aplazado la maternidad por el deporte, recibió la noticia en media pandemia. No soltará el deporte

Gilda Rivadeneira apnea Ecuador
Trabajo. Con 26 semanas de embarazo, la campeona panamericana de apnea retomó sus entrenamientos.Christian Vinueza / Expreso

Una semana antes de que el mundo se paralice en marzo por la propagación del coronavirus, Gilda Rivadeneira entrenaba día, tarde y noche. Su objetivo era el Mundial de Apnea en Serbia, cuando recibió la llamada de su ginecóloga para decirle que tenía dos meses de embarazo. La sorpresa fue plural porque la deportista no lo estaba buscando. Siempre idealizó ser madre a los 30, pero por el ajetreo de las competencias y algunas complicaciones de salud ese deseo tuvo que ser postergado varias veces.

Hoy, con 42 (17 de ellos dedicados al deporte) y activa al 100 %, Rivadeneira dice con una sonrisa que difícilmente se le puede borrar del rostro, que su ‘baby shark’ (bebé tiburón) está en camino. Ya son seis meses de gestación. Ayer, junto a parte de la selección nacional de apnea, nadaba en la piscina de Jorge Delgado, tras el reinicio paulatino de los entrenamientos.

“Me estaba volviendo loca en la casa. Nuestro medio es el agua y poder sumergirnos, aunque por mi estado no puedo estar más de 40 segundos debajo... Sin embargo poder nadar ya es bastante”, comentó feliz.

Campeona panamericana en diferentes modalidades en los años 2008, 2010, 2014 y 2019; medallista en los Juegos Bolivarianos Absolutos 2013 y en los Bolivarianos de Playa 2012 y 2014, Gilda reconoce además como sus logros más preciados el quinto lugar en apnea dinámica con equipo del Mundial de Dinamarca 2009 y los títulos Panamericanos de 2014 y 2019. El primero porque lesionada de ambas rodillas logró establecer un récord mundial en la modalidad de jump blue de agua dulce. Y el otro porque regresó de una para de tres años alejada del deporte por dolencias; entre esas, miomas en el útero.

“Ya estaba resignada a no ser madre, incluso me querían sacar el útero. Hubo muchos intentos, pero todos fallidos. Por eso a inicios de año seguí haciendo mi vida normal y fui a dar cursos de actividades subacuáticas en Galápagos, sin saber que ya estaba embarazada. Hoy por eso y más puedo decir que el tiempo de Dios es perfecto”, recalca Gilda emocionada.

Gilda Rivadeneira apnea Ecuador
Aunque no hace el mismo trabajo por su estado, Gilda (i) trabaja junto a la selección de apnea. Se les canceló el Panamericano de junio. Están en el limbo.Christian Vinueza / Expreso

En el aislamiento, la apneísta siguió con entrenamiento aeróbico y yoga desde casa. Ahora practica a una sola jornada, hace piscina y camina mucho para no perder el ritmo. Si bien las competencias de momento están suspendidas en todo el mundo, sus compañeros trabajan para cuando ya se establezca un calendario. Ella no dejará el deporte; al contrario, idealiza el día en que le toque sumergirse en el agua y su bebé esté sentado o esperándola en el coche junto a la piscina.

Prevención. Gilda no hace apneas mayores a 40 segundos porque genera acumulación de CO2 que le puede llegar al bebé.