Deportes

Gerard Piqué, entre tres y medio y ocho meses de baja por lesión

El jugador del Barcelona de España salió lesionado en el partido ante el Atlético de Madrid. Puede ser el ligamento lateral interno o el cruzado

Gerard Piqué Barcelona Atlético Madrid
El defensa del FC Barcelona se queja en el suelo tras una jugada durante el encuentro correspondiente a la décima jornada de primera división ante el Atlético de Madrid.EFE

El doctor Pedro Luis Ripoll, director del Centro Médico de Excelencia FIFA Ripoll y De Prado, analizó la reciente lesión del barcelonista Gerard Piqué, estableciendo un periodo de baja que puede ir desde tres meses y medio, "si solo hay que reconstruir el ligamento lateral interno", y entre seis y ocho meses en caso de que haya que hacer lo propio con el ligamento cruzado anterior".

"La reincorporación del futbolista al terreno de juego la marca en este caso si hay que reconstruir o no la lesión del ligamento cruzado anterior; si esta lesión le hace a este insolvente, es decir, si no da estabilidad a la rodilla y hay que reconstruirlo, estaríamos hablando de un periodo alrededor de seis u ocho meses", dijo Ripoll.

"Si por el contrario no hay que hacerlo y se limita a hacer reconstrucción del ligamento lateral interno podríamos estar hablando de un tiempo de baja en torno a tres meses y medio, aproximadamente", continuó.

El FC Barcelona anunció este domingo 22 de noviembre que el central padece un esguince de grado tres en el ligamento lateral interno y una lesión parcial del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, según informó la entidad en un comunicado.

Piqué se retiró aquejado de la rodilla derecha en el minuto 62 del partido contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano (1-0) y fue sustituido por el estadounidense Sergiño Dest.

La acción se produjo en un ataque del Atlético, en el que el argentino Ángel Correa, que venía trastabillado por Jordi Alba, se cayó sobre la rodilla derecha de Piqué, que rápidamente dio muestras de mucho dolor. El central azulgrana se retiró caminando, pero sin flexionar la rodilla derecha y con muestras ostensibles de dolor.