Deportes

Geraint Thomas, el reemplazo de INEOS por Carapaz en el Giro, se retiró

El galés tiene fractura de pelvis. Igual que en el Tour, la plantilla le dio el cupo a 2 ciclistas que no culminaron la prueba en vez de al tricolor

Geraint Thomas INEOS Giro de Italia
Thomas sufrió una dura caída el lunes, en los primeros compases de la 3ª etapa en Enna, por culpa de un bidón.AFP

Sucedió en el Tour de Francia y ahora también en el Giro de Italia. Primero con el abandono del colombiano Egan Bernal y la mañana de este martes con la salida del galés Geraint Thomas. En ambos casos, deportistas que el equipo INEOS designó en lugar del ecuatoriano Richard Carapaz, quien también pertenece a esa tienda.

Muchos ya le llaman "la madición". Sea como fuera, en Francia, Carapaz demostró tener el nivel suficiente ganando etapas cuando no apostaron por él, mientras que para Italia fue inhabilitado aún cuando debía defender su título de campeón 2019, y en su lugar le dieron el cupo a Thomas.

Geraint, uno de los favoritos para ganar la ronda italiana, renunció este martes antes del inicio de la 4ª etapa, la última en Sicilia. Según las explicaciones médicas de su formación tiene una fractura de pelvis sin desplazamiento.

Ganador del Tour de Francia 2018, Thomas sufrió una dura caída el lunes, en los primeros compases de la 3ª etapa en Enna, por culpa de un bidón. Motivo de ello perdió una docena de minutos en la subida al Etna así como todas sus opciones de cara a la clasificación general (53º).

Las primeras radiografías realizadas el lunes por la noche no mostraron ninguna fractura en un primer momento. Una resonancia e inspecciones adicionales llevadas a cabo este martes mostraron después "una pequeña fractura sin desplazamiento en la parte inferior de la pelvis", según el doctor Phil Riley, médico del equipo británico.

"Por precaución, debe retirarse de la carrera porque es una lesión que podría complicarse fácilmente", opinó Riley.

"Es muy frustrante", declaró el ciclista galés. "Había trabajado tanto de cara al Giro. Hice todo lo que pude y me sentía igual de bien, si no en mejor forma, que cuando gané el Tour".

"Al despertarme quería tomar la salida, al menos ayudar a mis compañeros en los próximos días. Pero en el fondo sabía que algo no iba bien", añadió el británico.