Barcelona se juega la etapa en 90 minutos

  Deportes

Barcelona se juega la etapa en 90 minutos

Con cuatro puntos menos que el líder, al Ídolo solo le sirve vencer hoy a Universidad Católica, si quiere continuar en la pelea

Barcelona-futbol
Los jugadores de Barcelona están concentrados en vencer a Católica. Cualquier otro resultado los pondrá lejos de los líderes, y prácticamente le dirán adiós a la etapa.Cortesía

El empate cedido por Barcelona en su visita a Macará (1-1), sumado al triunfo de Independiente del Valle ante Deportivo Cuenca (1-3) y la victoria de Liga de Quito frente a Guayaquil City (2-0) fue una de las peores combinaciones posibles que pudo cosechar el Ídolo en esta semana.

Miguel-Ángel-Zahzú-Delfin

Miguel Ángel Zahzú asumió la dirección técnica del Delfín

Leer más

Los amarillos aparecen en la cuarta posición de la tabla con 24 puntos, cuatro menos que el líder albo y con un partido menos en el calendario restante, de allí la importancia de su encuentro del 13 de septiembre en el estadio Monumental (18:00) con Universidad Católica (24 unidades), otro de sus rivales directos en la pelea por ganar la etapa.

Debido a la pandemia de la COVID-19, la primera fase del torneo se la disputa bajo la modalidad todos contra todos, en una sola rueda. El equipo que termine en el primer lugar clasificará a la final de campeonato y a la Copa Libertadores de la próxima temporada, un premio muy grande que se le podría escapar a los toreros si hoy no suman tres puntos, ya que la diferencia con los líderes sería demasiado grande, con apenas dos fechas en agenda.

Con estos antecedentes, Barcelona se juega la etapa en 90 minutos y lo hará ante uno de los equipos más regulares del torneo, que propone fútbol en cualquier cancha, no en vano llega al Monumental con marca perfecta en sus últimas cuatro presentaciones.

UN RIVAL COMPLICADO

De los equipos que pugnan por llevarse esta parte del certamen, los dirigidos por Santiago Escobar son los que mejores promedios presentan en las últimas tres semanas.

A criterio del exfutbolista Raúl Avilés, el Ídolo dejó escapar una oportunidad muy valiosa ante Macará. Aunque sumó cuatro puntos en sus últimas visitas a Ambato, la forma en que llegó el empate ante los celestes puede ser determinante en el balance final.

“A Barcelona le faltó controlar el balón y el ritmo en los últimos minutos -cuando llegó el empate-. Me pregunto ¿cuánto se pierde con ese resultado”, reflexionó la Turbina.

El de esta tarde promete ser un choque agradable entre dos estilos ofensivos, con una ligera superioridad de la visita en el tema efectividad, ya que en 11 juegos suma 26 goles a favor y 11 en contra. Los locales, con 12 compromisos, tienen una marca de 21-12.

La pandemia hizo que el calendario se reajuste, teniendo que disputar tres compromisos por semana, lo que trae a colación otro de los factores que podrían ser determinantes en el reducto canario, la cantidad y calidad de los planteles, rubro en el que los hombres de Fabián Bustos tienen una ventaja.

Ya sin Fidel Martínez -ahora en el fútbol de China-, y con muchos lesionados, Barcelona apela a que se mantenga la racha goleadora de Cristian Colmán, con el aporte de Michael Arroyo, quien va en el rol abridor.

Y es que para el Ídolo no habrá mañana si hoy no gana en su estadio.