Deportes

Érika Vásquez: “No ganaba mucho, pero sacaba adelante a mi familia”

La mundialista en Canadá 2015 no juega hace dos años y necesita operarse para volver a las canchas

Érika-vasquez-mundialista-futbolista
Érika Vásquez, junto a recuerdos de su carrera futbolística.AMELIA ANDRADE

En la pared están las fotos del Mundial de Canadá 2015. Son testigo mudo e imborrable de cuando llegó a lo más alto en el fútbol. De seguro, pocas mujeres tienen una de esas gráficas en la sala de su casa. 

Es Érika Vásquez, la mundialista ecuatoriana, jugadora y madre de Norely, una preciosa nena de 8 años. Viste una pantaloneta de El Nacional, mientras cocina en una olla pequeña seis papitas. Habita en uno de los edificios de Socio Vivienda 2, al norte de Guayaquil. Ella fue campeona nacional con el Deportivo Cuenca en el 2019, pero una rotura de meniscos en su pierna derecha la tiene hoy alejada de las canchas. 

En realidad está así desde hace dos años. “Hay días en que no puedo mantenerme de pie”, le cuenta a EXPRESO. No tiene dinero para operarse y, además, todavía no cobra el premio por ser campeona.

Flamengo-Olimpia-Copa-Libertadores

Flamengo se refuerza con un jugador del Manchester United

Leer más

- Exactamente, ¿qué le pasó a su pierna?

- Es una lesión de hace dos años que no me permite hacer lo que tanto me gusta, jugar fútbol, algo que además es mi fuente de ingreso.

- ¿Mucho dolor? ¿Cómo hace para aplacarlo?

- A veces necesito de una rodillera para tratar de aplacar el dolor, pero este es muy fuerte. Incluso me duele cuando estoy mucho tiempo parada y a veces me impide caminar. Tengo que operarme cuanto antes para estar bien.

- ¿Tiene idea del valor de la operación que requiere?

- No sé de precios. Sé que cuesta mucho, pero la realidad es que no tengo dinero para operarme. A veces hasta el frío que hace en Guayaquil me afecta y me hace doler.

- Lleva dos años sin jugar, ¿a qué se dedica actualmente?

- Estar con mi hija Norely. Además, ayudar a veces a mi madre que tiene un comedor, soy mesera.

Érika-vasquez-mundialista-futbolista
La jugadora, en uno de los encuentros con la selección ecuatoriana.Archivo

- Tiene 28 años y la carrera está entera, ¿quiere seguir dedicándose al fútbol?

- Seguro que puedo jugar muchos años más, tengo las ganas de hacerlo, la verdad es que nací para esto. Extraño estar en los entrenamientos y en la cancha jugando. No es que ganaba mucho dinero tampoco, pero sacaba adelante a mi hija y a mi familia.

- Dejó de ganar un sueldo como jugadora y ahora no hay nada, ¿pero lo que ganaba le alcanzaba?

- No era el megasueldo, sino 500 a 600 dólares, que ahora me hacen falta por mis necesidades.

- ¿Qué piensa hacer para superar esa lesión?

- Debo buscar un trabajo. La idea es no quedarme estancada. Necesito ingresos para los gastos de mi hija y ayudar a mi madre.

- ¿Para alguien que ha estado en un mundial de fútbol debe ser terrible solo ver jugar?

- Es frustrante verme así, me da desesperación, no sé qué hacer. Mi sueño es seguir jugando, es lo único que deseo. Pero no tengo los recursos para operarme.

barcelona fluminense

Barcelona, amo y soberano de América

Leer más

- ¿Es cierto que todavía no cobra el premio de campeón con Deportivo Cuenca del 2019?

- Es la verdad. Llegamos a un acuerdo, son más de 900 dólares y prometieron pagarlos en 9 letras, pero hasta ahora nada.

- Le nombro Canadá 2015, ¿qué se le viene a la cabeza?

- Gracias por recordar ese mundial, es algo lindo que me pasó en mi vida deportiva. Es una etapa mágica.

- También para su mamá debe ser duro verla así, ¿qué le dice?

- Ella sabe que esto es muy duro para mí, pero siempre me alienta.

- ¿Sigue en contacto con sus compañeras de aquella selección mundialista?

- Con algunas nos llamamos. En el fútbol, cuando estás bien todos aparecen, pero cuando uno está lesionado enseguida te olvidan, así es esta carrera. Espero que alguien me apoye en mi recuperación para volver a las canchas.