Deportes

Empleado que se tomó foto junto al féretro de Maradona es amenazado

El implicado afirma que no fue su deseo faltarle el respeto a la memoria de su ídolo y se disculpó por el error cometido

maradona-futbol
La muerte de Diego Maradona sigue generando polémica.ENRIQUE GARCÍA MEDINA

Los insultos y amenazas lo obligaron a dar su versión. Y es que luego de haber sido  identificado en redes sociales por la foto que se sacó junto al cuerpo de Diego Maradona, Claudio Fernández, se disculpó el error cometido.

maradona-futbol

Shilton no le perdona a Maradona la 'Mano de Dios'

Leer más

"Soy de las personas que no piensan en sacar fotos de féretros o fallecidos por respeto. ¿Qué te puedo decir? Estábamos acomodándolo para llevarlo y me dicen 'flaco' y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y sacaron la foto. Pido respeto y perdón a todos", dijo el empleado de la funeraria donde recibieron los restos mortales del Pelusa.

Maradona-funeria-empleado-amenazas
Una de las fotos que generaron polémica y rechazo en redes sociales.Cortesía

"Yo le hice el servicio al papá de Maradona, al cuñado, y jamás hice esto (tomarse fotos). Estuve con Maradona cerca en vida. Y no lo hice en vida, sabiendo que es mi ídolo, no lo voy a hacer de fallecido. No hay intención. Sé que mucha gente se ha ofendido, sé que lo han tomado mal. Me están llamando de todos lados. Sé que molestó. Pero nunca antes pasó", acotó.

Fernández afirma que su vida corre peligro. "He recibido amenazas. Soy de barrio, me conocen. Me dicen que me van a matar, que me van a romper la camioneta, amenazan a mis hijos, y no soy de esa clase de personas. Esa foto no fue sacada de mi teléfono, la sacaron de otro, eso es lo peor de todo. Jamás pensé que la iban a subir o que la iban a pasar a un grupo o viralizar. Le pido disculpas a la familia Maradona. Lo que hice no fue intencional, ni de mi parte ni de mi hijo. De la empresa me echaron". 

"Me echaron por algo que yo no hice. Y la empresa no tiene la culpa, tampoco. Si ves la foto -soy el de anteojos- levanté justo la cabeza. Estaba acomodándolo, me dijeron 'flaco' y justo levanté la vista y mi hijo levantó el pulgar. Nada más. Fue algo instantáneo. Yo lo que más quería era dejarlo como un ídolo y que sus familiares se despidieran, como hicimos con toda su familia", concluyó.