Deportes

Emelec: El día que Nassib Neme intentó llevar a Alfaro Moreno para el Bombillo

Un par de años antes de que el actual presidente de Barcelona fiche por el Ídolo, el titular eléctrico quiso contratarlo para el cuadro azul

Alfaro-Neme-Emelec-Barcelona
Carlos Alfaro Moreno (i), presidente de Barcelona contó una anécdota junto al titular de Emelec Nassib Neme.archivo

Carlos Alfaro Moreno, hoy presidente de Barcelona, es uno de los ídolos de la institución amarilla por su pasado como futbolista, sin embargo la primera posibilidad para venir al fútbol ecuatoriano la tuvo dos años antes de fichar por los toreros y el club que le hizo la propuesta fue Emelec.

Los máximos directivos del Astillero mantuvieron una charla el viernes 15 de mayo en radio Diblú y entre otras cosas recordaron este hecho. El Beto tomó la iniciativa de contar la anécdota por sugerencia de Nassib Neme, presidente de Emelec. Alfaro manifestó que cuando jugaba en el Espanyol del fútbol ibérico, en 1992, recibió una llamada del técnico argentino Salvador Capitano para informarle que había sido contrato para dirigir el Bombillo y quería contar con él.

A1-6468597 (16468597)

Coronavirus: Emelec y Barcelona apuntan a un torneo regional

Leer más

"El Toto estaba muy emocionado porque iba a dirigir en Ecuador, yo vivía en Barcelona porque era jugador del Espanyol y no jubaba porque el técnico Javier Clemente no me ponía. Le agradecí (a Capitano) pero le comuniqué que mi intención era quedarme en Europa", expresó el exfutbolista de los toreros.

Neme posteriormente mencionó "en 1992 armanos un gran equipo, las cosas se dieron así y Alfaro demostró toda su capacidad en Barcelona". El resto es historia conocida, el Beto fichó por el Ídolo en 1994 y se convirtió en uno de los emblemas del equipo amarillo.

Esta es una muestra más de la cercanía que tienen actualmente las directivas de Barcelona y Emelec, representadas por sus presidentes, quienes no pierden oportunidad de hablar de fútbol y planificar cosas por el bien de los conjuntos del Astillero.