Deportes

Don Leopoldo Iturralde, el hincha más longevo de Aucas con 104 años

El capitalino se arrepiente de no haber asistido a la final de la LigaPro donde su equipo se coronó campeón. Lo  alentó desde un centro de cuidados especiales.

LEOPOLDO ITURRALDE hincha Aucas
El hincha fiel con más edad de Aucas tuvo fuerzas para celebrar el título del equipo oriental en el centro de cuidados donde habita.Angelo Chamba / Expreso

A sus 104 años, Leopoldo Iturralde mantiene vivo su amor por Aucas, el equipo de toda su vida. De ahí que con el campeonato del fin de semana pasado no puede más de la emoción.

FhfxWwWWYAAjfbe

Aucas: Sergio López sufrió un robo durante los festejos por el título

Leer más

Un día después del partido, él todavía lleva puesta la camiseta del Ídolo del Pueblo. Ni bien su hija Guadalupe le habla sobre el cotejo final del domingo 13 de noviembre, él responde que “estuvo formidable” y que lo que más le gustó fue “la tapada del penal”.

Con total lucidez, don Leopoldo relata que hace años no va al estadio, desde que su amigo Colón falleció, hace al menos 20 años. “Ya no es lo mismo, pero sí me arrepiento de no haber ido, aunque sea solo”, repite.

Por su avanzada edad, Iturralde tiene movilidad reducida y necesita cuidados especiales. Aun así, logró ver el partido en un teléfono celular y en cuanto el árbitro pitó al final, gritó con voz tenue: “¡Aucas campeón!, ¡Aucas campeón!”.

Y es que recuerda que vivió para ver a su equipo ganarle a Barcelona en una final y vuelve a levantar sus brazos para repetir: “¡Bravo Aucas!”. Inmediatamente aplaude y sonríe.

Guadalupe, la única hija de don Leopoldo, menciona que cuando tenía cinco años, su padre la llevaba todos los domingos al estadio Olímpico Atahualpa, pues no fue hasta 1994 que se inauguró la Caldera del Sur, en Chillogallo.

“Era una fiesta, nos íbamos con mis primos y con mi tío Raúl Iturralde para luego almorzar todos juntos”, relata.

LEOPOLDO ITURRALDE hincha Aucas
Guadalupe, la única hija de don Leopoldo lo acompañó un día después del título.Angelo Chamba / Expreso

Raúl fue uno de los primeros presidentes del combinado oriental. Por ello asistir, gane o pierda, a cada partido era una tradición familiar. Sin embargo, con el paso de los años, la afición de Leopoldo se quedó solo con él, ya que sus nietos son hinchas “a muerte” de Liga de Quito.

Hernán Galíndez

Hernán Galíndez se unirá a la selección de Ecuador

Leer más

“Eso no impidió que veamos la final y que nos alegremos por el título de Aucas. Sobre todo, porque vimos a mi papá contento”, agrega Guadalupe.

Leopoldo es un contador de profesión, trabajó por muchos años en la Aviación Civil, pero no podía “estar quieto”, así que luego de su jubilación siguió laborando en una mutualista en el departamento de cartera.

“Dejó de trabajar a los 85 años, porque le dijeron que ya debía descansar”, explica.

El hincha más longevo de Aucas siempre se ha caracterizado por su empuje y por el cariño que le ponía a su profesión. Ahora, sus días pasan entre sus compañeros de la tercera edad del centro; las mañanas tomando sol en el patio y los ejercicios con sus cuidadores.

Mantiene sus recuerdos intactos, aunque haya que hablarle un poco más fuerte por sus problemas de audición. “Es un sueño hecho realidad. Aucas de mi vida”, finaliza el hombre, luego de agradecer al equipo de EXPRESO por su visita.