Deportes

El día en que el Roland Garros no comenzó

El segundo Gran Slam debía abrir fuegos el domingo. No se vio ni el nuevo techo retráctil, ni a las estrellas. Septiembre u octubre fechas probables

Roland Garros Francia coronavirus
Desolación. El complejo que alberga el torneo lucía ayer cerrado, un día en el que años atrás miles de personas entraban y salían.EFE

Roland Garros debía haber abierto el domingo sus puertas para una edición muy especial en la que el español Rafael Nadal buscaría su decimotercer título y los organizadores mostrarían orgullosos al mundo el techo de la pista central que tanto ha tardado en llegar.

Pero como muchas otras manifestaciones deportivas, el desarrollo del Grand Slam de tierra batida se vio perturbado por el coronavirus y el mes de mayo no se vestirá del ocre tradicional del torneo en la capital francesa.

Los organizadores mantienen la esperanza de poder celebrar la 129 edición en otoño, entre finales de septiembre y principios de octubre, solo si para entonces el avance de la pandemia ha dado un respiro.

Pero nada está garantizado. La Federación Francesa de Tenis (FFT) trabaja en todos los escenarios: desde anularlo pura y simplemente, a celebrarlo sin público, o la más improbable de que el torneo pueda tener lugar con normalidad.

“El anuncio oficial aún no se ha hecho. Probablemente será entre finales de septiembre y principios de octubre. Estamos trabajando de cerca con ATP, la WTA y la Federación Internacional para hacer un anuncio global de lo que será el circuito para fin de año. Es un poco prematuro anunciarlo ahora, pero será entre el 20 y el 27 de septiembre”, explicó en estos días Guy Forget, director del segundo Grand Slam de la temporada. Según anunció la propia FFT, es posible que la acción arranque en París el domingo 20 de septiembre con las fases previas, y que las dos semanas siguientes se dispute el cuadro principal (comenzando entre los días 20 y 27).

Cuando eso suceda, el nuevo techo de la central con 11 alas, en homenaje al aviador Roland Garros, cobrará más sentido, porque las lluvias podrán ser más habituales. Y es que las planchas que se ciernen sobre el cielo de la Philippe Chatrier ya están instaladas y en los últimos días fueron testadas con éxito, lo que ha dejado las primeras imágenes de lo que será el torneo parisiense cuando el tiempo lo exija.

La estructura elaborada con más de 4.000 toneladas de acero y valorada en casi 400 millones de dólares cubre los 105 metros de longitud de la pista. Sus paneles blancos y ventilación natural abierta permitirán una sensación luminosa similar a la de la luz natural.

También quedaron listas las otras pistas, algunas de ellas con iluminación artificial para alargar las jornadas y poder acelerar el cuadro si la lluvia se muestra caprichosa en otoño.

Cabe recordar que la obra que motivó la renovación de todas las instalaciones estuvo bloqueada durante años por la oposición de los vecinos del barrio.

Ya en lo deportivo, más de una estrella mundial se quedará con el mal sabor de no poder disputar el torneo, pero el que más de seguro, será el tenista español Rafael Nadal, actual # 2 mundial, quien con 12 títulos (máximo ganador) iba a tener este año la oportunidad de hacer más grande su leyenda. Ya no podrá.

El anuncio oficial aún no se ha hecho. Probablemente (la nueva fecha) será entre finales de septiembre y principios de octubre.Guy Forget, 
director del Roland Garros

Agenda. Como el torneo, los organizadores decidieron retrasar la ceremonia de inauguración del techo retráctil a mayo de 2021.