Lo que la COVID se llevó del fútbol ecuatoriano

  Deportes

Lo que la COVID se llevó del fútbol ecuatoriano

Los equipos pierden jugadores por la crisis económica. La salida de Antonio Valencia es una muestra de la complicada situación

Antonio-Valencia-Liga-Quito-contrato-crisis-coronavirus
Antonio Valencia estuvo durante 371 días como jugador de Liga de Quito, club al que llegó tras pasar más de diez años en el fútbol europeo.ARCHIVO / EXPRESO

La paralización del fútbol profesional por casi cerca de cuatro meses por la pandemia de COVID-19 y que hasta el momento no tiene una fecha segura para su reanudación ha complicado la economía de los equipos.

octavio

Octavio Zambrano le hace un 'guiño' a la FEF

Leer más

Lo que inició con propuesta para retener o reducir sueldos fue pasando a la salida de futbolistas y quedó más en evidencia con la finalización del contrato entre Antonio Valencia y Liga de Quito. El Toño llegó hace un poco más de un año como la contratación estrella del campeonato nacional.

Con un sueldo que superaba los $ 100 mil, el exjugador del Manchester United se convirtió en la referencia de los universitarios y un imán para los hinchas.

En el comunicado conjunto entre los albos y el Toño se enfatiza que “la complicada situación que atraviesa nuestro país“ motivó a que se tomen "algunas difíciles situaciones”.

Esteban Paz, principal dirigente de los universitarios, ya había dado alertas sobre las complicaciones económicas que les afectaban. “Ya no podemos hablar de una retención de sueldos, debemos referirnos a recortes, algo que no quería tratar, pero nos va a tocar hacerlo para poder cumplir con ellos. Estamos al borde del colapso económico, no hemos tenido ingresos”, analizó.

Sobre la salida de Valencia indicó que “es una decisión muy difícil pero la entendemos, lo único que podemos desear a Antonio es los mejores deseos en su futuro. Las puertas de Liga siempre abiertas”.

Deportistas: Entre quedarse o volver a casa por la pandemia

Leer más

Para Paúl Ambrossi, exjugador del conjunto blanco, la baja del Toño afectará al club, pero es parte del contexto que vive el fútbol a nivel mundial. “Perder a un referente de nuestro fútbol afectará a Liga, los muchachos se ven reflejados en él, en su experiencia y liderazgo. Quienes tomen su lugar y el resto de jugadores deben sacar adelante al equipo y demostrar todo lo que aprendieron con Antonio”, comentó.

La baja del Toño también puede repercutir en la Tricolor, ya que el jugador estaba adaptado a la altura y eso era una fortaleza de cara a las eliminatorias a Catar 2022.

Pero los albos no son los únicos afectados por la crisis. El Deportivo Cuenca pasó varios días sin entrenar por la falta de pago de sueldos a los futbolistas. Además, algunos deportistas dejaron el club.

Uno de ellos fue el uruguayo Gustavo Alles, quien al arribo a su país natal manifestó que “Deportivo Cuenca está muy complicado. Nos habían pagado hasta febrero, se venía una rebaja salarial importante. Nosotros entendíamos la situación, pero lo que nos querían pagar no nos servía”.

Fabricio Vásquez, vicepresidente financiero del Expreso Austral, señaló que buscan cancelar los salarios de marzo y abril “con algunos recursos que hemos conseguido. Esperemos que no se vaya ningún jugador más en este año”.

Olmedo también sufrió bajas en su plantilla. El argentino Facundo Affranchino y los colombianos Eisner Loboa y César Murillo decidieron dejar al conjunto riobambeño y denunciaron incumplimiento de contratos.

Mayra Argüello, presidenta del equipo, fue enfática al decir que “estamos esperando el reinicio del campeonato, buscando nuevos auspiciantes, no existe crisis en el club. Los jugadores al momento están estables económicamente, no estamos en quiebra”.