Deportes

Batioja, perdido en los Balcanes

Desde hace once años delantero ecuatoriano se fue del país, para jugar en clubes de Serbia, Montenegro y Hungía. Actualmente milita en República Checa

batioja6
El delantero ecuatoriano Augusto Batioja (18), es una de las figuras de su equipo, el Viktoria Zizkov de República Checa.Cortesía

Once años han pasado desde que Augusto Batioja dejó su casa en la 25 y la P, suburbio de Guayaquil, para jugar en equipos de Serbia, Montenegro, Hungría y República Checa.

El atacante no imaginó que su talento lo llevaría a recorrer Europa, sin antes debutar en el fútbol ecuatoriano de primera, ni tampoco que su viaje se iba a extender tanto tiempo.

Desde Praga, capital de República Checa, Batioja, en una entrevista con Diario EXPRESO, confesó que su salto al exterior se dio gracias a que un amigo del técnico montenegrino Dusan Dráskovic (no recuerda su nombre) lo recomendó al equipo serbio, Novi Sad, mientras jugaba en Barcelona.

“Cuando me fui de Ecuador lo hice apenas con un par de maletas. Pensé que iba a regresar al año siguiente. No sabía nada de la ciudad a la que iba a llegar, nunca había escuchado su nombre. Acepté ir, porque en Barcelona no tenía muchas chances. Pero la verdad es que cuando me subí al avión estaba muy nervioso, era mi primer viaje largo que hacía. Fueron más de veinte horas que tardé en llegar… Iba sufriendo en el avión, pero al final todo salió muy bien”, recordó Batioja, de 30 años.

Sus primeros días en Serbia fueron de mucho sufrimiento, pues arribó en una época del año donde la temperatura llega a los -3 grados.

Nunca en mi vida había sentido tanto frío. Casi no podía entrenar, ya que me dolían todos los huesos. Además, durante unas tres semanas, solo pasé comiendo pan, pues como tenía miedo de perderme, solo iba a una panadería que estaba al frente de mi casa”.

Al tener como principal problema la barrera del idioma, Batioja decidió meterse a un curso para aprender serbio y así poder desenvolverse mejor en dicho país. “Al principio me costó aprender, es un idioma muy complicado, sobre todo por la pronunciación, pero con el pasar de los días empecé a entenderlo y ahora lo hablo a la perfección”.

Encontró el amor

augustobatioja21-1593800921499
Augusto Batioja formó una familia, desde que llegó al fútbol serbio.Cortesía

Luego de un buen año en el Novi Sad FC, el delantero guayaquileño jugó por seis meses en el Indjija FC y a mediados de 2010 fichó por el OFK Belgrado (ambos de Serbia).

En este último club, el artillero jugó durante tres temporadas y pese a que no marcó muchos goles (9 tantos en 65 partidos), uno de ellos le permitió encontrar al amor de su vida.

“En 2012 tuve la suerte de marcarle un gol a Estrella Roja, uno de los principales equipos de Serbia. Recuerdo que ese partido terminamos uno a uno, pero la mejor parte vino después (risas). Mientras estaba en casa, una chica, hincha del Estrella Roja, me escribió al Facebook a felicitarme por el gol. Empezamos a conversar por esa red social, luego de unas semanas nos conocimos en persona y después de tres años nos casamos”.

Le hace un llamado a Cruyff

batioja3
El artillero ecuatoriano espera algún momento ser llamado a la selección nacional.Archivo

Además de los equipos antes mencionados, Batioja militó en el Mladost de Montenegro; Diosgyori VTK de Hungría; FK Radnicki Nis de Serbia; Vysocina Jihlava y Viktoria Zizkov de República Checa.

Batioja aseguró que “no por nada” ha tenido una dilatada trayectoria en Europa, por lo que espera en algún momento el llamado de Jordi Cruyff, seleccionador de Ecuador.

Llegar a la selección es un anhelo que espero cumplir muy pronto. Ojalá que Cruyff tenga conocimiento de lo que he estado haciendo acá en Europa”.

Además del llamado a la Tri, Batioja comentó que otro de sus anhelos es regresar a jugar al país, para debutar en primera. “En Ecuador nunca jugué un partido oficial. Ir a Barcelona, o ir a cualquier otro club grande del país es otro sueño que quisiera cumplir, antes de retirarme de esta actividad”, finalizó.