Deportes

Asamblea fiscalizará la gestión del deporte

El Comité Olímpico Ecuatoriano y el Ministerio del ramo comparecieron ante la Comisión del Derecho a la Salud y Deporte por las críticas de los deportistas

Asamblea Ministerio del Deporte COE
La Comisión del Derecho a la Salud y Deporte de la Asamblea, en pleno.Cortesía

Para algunos se “sacaron los cueros al sol”, para otros se dijeron lo mismo que ambos ya habían respondido con anterioridad. Lo cierto es que desde hoy el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) y el Ministerio del Deporte serán fiscalizados en la utilización de los recursos financieros del Estado y la gestión que ambos realicen. Así lo decidió ayer la Comisión del Derecho a la Salud y Deporte de la Asamblea Nacional, tras escuchar los alegatos de las entidades, con motivo de las críticas y quejas de los deportistas que fueron a los Juegos Olímpicos de Tokio.

En una sesión semipresencial que duró poco más de dos horas y media, el grupo parlamentario decidió con 7 votos a favor, cero en contra y ningún blanco, crear una subcomisión que estará integrada por varios legisladores para los fines antes mencionados.

“Nos ha dejado con más dudas que respuestas. No sabemos quiénes son los responsables y qué medidas se han tomado contra esto, por eso debemos aplicar medidas ante lo que sucede en el deporte”, precisó tras las intervenciones el presidente de la Comisión de la Asamblea.

Sebastián Palacios, actual ministro del Deporte, desde Quito, y Augusto Morán, titular del COE, desde Guayaquil, comparecieron.

“Encontramos una institución con deudas, falencias, problemas jurídicos y con federaciones sin recursos. No hubo una buena administración anterior; sería irresponsable justificar y no tomar medidas al respecto”, afirmó Palacios; mientras que Morán justificó nuevamente la lista de inscritos a Tokio y transparentó los valores recibidos por el Estado desde 2017.

“No me voy a volver a postular para la presidencia del COE, si eso quiere oír”, dijo Morán ante la pregunta de una legisladora. La elección estaba definida para el 4 de diciembre, pero se habría adelantado al 4 de septiembre.