Ciencia y Tecnologia

Los secretos del Doodle de Matilde

Su cumpleaños no se celebra el 21 de noviembre, sí su doctorado en Medicina. Estos y otros detalles son contados a EXPRESO por sobrina-bisnieta.

Ilustración realizada por su sobrina-bisnieta, usada por el #TeamMatilde.Cortesía

Matilde Hidalgo Navarro de Procel defendió la igualdad y los derechos de las mujeres con hechos. Apasionada por el aprendizaje demostró, con su ejemplo, que la educación es vital en el acceso a oportunidades. Fue la primera ecuatoriana en cursar la secundaria hasta llegar a convertirse en la primera bachiller y, posteriormente, en la primera mujer en doctorarse en Medicina.

Este último logro lo celebró un 21 de noviembre de 1921, en la Universidad de Quito. Hoy, 98 años después, Google conmemora este día con un Doodle visible en Latinoamérica. Gracias a esto, su nombre ha sido tendencia en Twitter durante toda la mañana en Ecuador y se volvió noticia en varios países del mundo.

El secreto detrás de esta gran noticia, de la que hizo eco hasta el Presidente de la República, tiene nombre y apellidos: Jodie Padilla Lozano, su sobrina-bisnieta. Para entender el parentesco: su madre es Carmen Lozano Delgado; hija de Porfirio Lozano Hidalgo, sobrino de Matilde e hijo de Carmen Hidalgo Navarro, su hermana mayor.

Jodie, quien tiene varios años buscando la forma de darle más visibilidad a Matilde, se enteró de que era posible proponer doodles a Google. Entonces envió los datos de su tía-abuela, su trayectoria y su legado para las mujeres de Latinoamérica. En su momento, la respuesta automática del gigante tecnológico fue que revisarían la aplicación, pero que no responderían debido al gran volumen de propuestas.

Este 21 de noviembre ya no necesita más respuestas. La imagen de la médico, poeta y activista lojana, que consiguió que las autoridades nacionales le permitieran votar en unas elecciones presidenciales (1924), nos da la bienvenida al buscador.

Jodie es ingeniera en Marketing e investigadora científica, tiene un posgrado en Educación Superior con mención en Ciencias Económicas y ha coordinado la Red Ecuatoriana de Mujeres Científicas, así como los Conversatorios de Matilde de la mano de Girls in Tech Ecuador.

Para ella, honrar a Matilde con las nuevas generaciones es un deber. “Quiero mantener vivo su legado de lucha. Quiero que las mujeres de mi país y de Latinoamérica no la vean solo como alguien que logró mucho en el pasado, pues las causas por las que luchaba siguen vigentes en la actualidad. Quiero que la sientan en el presente, como un ejemplo que hay que emular... Ella nos dejó claro, y con el ejemplo, que las mujeres podemos hacer todo y que tenemos derecho a elegir”, señala.

Un error con suerte

Varios medios internacionales han citado en sus noticias que la idea del Doodle de este 21 de noviembre, es recordar el nacimiento de Matilde y no es así. “Ella nació el 25 de septiembre de 1889, sin embargo, en la época a los niños se los bautizaba y registraba tres días después de haber nacido. En su caso fue el 29 de septiembre”, explica Padilla.

Pero aunque estas dos fechas podrían usarse para hacer referencia a su cumpleaños, Matilde; dicho por su sobrina-bisnieta, prefería celebrar en el Día de las Matildes, el 14 de marzo. “Podemos decir que ella se impuso su fecha de cumpleaños, así que este error -aunque debe corregirse- es lo de menos. Al final del día lo que buscamos es que su ejemplo suene y que se posicione como lo que es: una pionera”.

Una niña prodigio en una época injusta

La historia relata que Matilde antes de cumplir cuatro años ya sabía leer, escribir, tocar el piano y recitaba poemas clásicos. Al acabar la educación primaria, el sistema la condenaba a prepararse para ser madre y ama de casa, pero ella decidió luchar por su cupo en la secundaria.

Sufrió rechazo de muchas madres que prohibieron a sus hijas relacionarse con ella y hasta el sacerdote local le negó la posibilidad escuchar misa.

Sus hitos

  1. El 8 de octubre de 1913 se convirtió en la primera mujer bachiller de Ecuador e intentó matricularse en la Universidad Central de Quito, en donde le fue negada la posibilidad.
  2. Fue la Universidad de Azuay (Cuenca) la que le dio matrícula. En junio de 1919 consiguió la licenciatura en Medicina. Hasta entonces, esa victoria solo había sido conseguida por Alicia Moureau (Argentina), a nivel de Latinoamérica.
  3. El 21 de noviembre de 1921, logró el doctorado en Medicina (dos años después de cumplir sus pendientes académicos se casó con Fernando Procel).
  4. En 1924, su solicitud para inscribirse en el padrón para las elecciones al Congreso y al Senado, fue llevada al Consejo de Estado, que la aceptó por unanimidad.
  5. Fue candidata del Partido Liberal a diputada por Loja y desempeñó cargos municipales: la concejalía, por ejemplo.
  6. Obtuvo una beca de especialización en Pediatría, Neurología y Dietética en Argentina.
  7. El Gobierno de Ecuador le otorgó, entre otros galardones, la Medalla al Mérito en el grado de Gran Oficial en 1956.

Matilde falleció en Guayaquil el 20 de febrero de 1974, a la edad de 84 años, víctima de una apoplejía cerebral. Tras una vida de retos, logros y ejemplos, hoy es recordada como un modelo a seguir por su sobrina-bisnieta, por el país, por Google y por el mundo.