Ciencia y Tecnologia

Investigadores estudian posible preinmunidad contra la infección de COVID-19

Esta investigación, a cargo de la UDLA, seleccionó 17 individuos que permanecieron en aislamiento estricto durante la pandemia

El estudio encontró “células T de memoria” en pacientes sin exposición comprobada al virus que provoca el COVID-19.
El estudio encontró “células T de memoria” en pacientes sin exposición comprobada al virus que provoca el COVID-19.Cortesía

Una reciente investigación llevada a cabo por Jacobus de Waard, especialista de la Universidad de Las Américas, autor principal del estudio, en colaboración con científicos de la UCE, concluyó que puede existir una preinmunidad una parte de nuestra población que la protegería contra infecciones provocadas por SARS-CoV-2. 

Contagios Covid-19

Cifras confirman que Ecuador habría pasado su tercera ola de contagios

Leer más

El estudio encontró “células T de memoria” en pacientes sin exposición comprobada al virus que provoca el COVID-19. Por lo que puede existir una relación entre la presencia de estas células del sistema inmunitario y una baja probabilidad de contagio o baja posibilidad de que la infección desarrolle un cuadro clínico grave.

La presencia de "células T" en pacientes aún no contagiados podría deberse a exposiciones pasadas a otros tipos de virus similares, por lo que el sistema inmune sería capaz de recordar otros cuatro tipos de coronavirus que han estado en circulación desde hace mucho tiempo entre los humanos, los cuales están relacionados con infecciones leves del tracto respiratorio superior, causando síntomas de resfriado común. 

Los resultados de la investigación fueron publicados en International Journal of Infectious Diseases.

Esta investigación seleccionó 17 individuos que permanecieron en aislamiento estricto durante la pandemia. Mediante pruebas de anticuerpos, se determinó que, efectivamente, ninguno de ellos había estado en contacto con el virus y todos carecían anticuerpos específicos contra el virus SARS-CoV-2. 

Posteriormente, se realizó una prueba para identificar la posible presencia de “células T de memoria” que mostrarían una acción contra el SARS-CoV-2 en su sistema inmunológico. 

Sorprendentemente, los resultados mostraron que, aunque ninguno de ellos sufrió un contagio por SARS-CoV-2, ocho de los 17 (45% del grupo de estudio) contaban con “células T de memoria”, las cuales se activan cuando una persona entra en contacto con el virus.