Extremistas utilizan videojuegos para radicalizar, según investigación

  Ciencia y Tecnologia

Extremistas utilizan videojuegos para radicalizar, según investigación

Durante un seguimiento de tres meses, el programa BBC Click, especializado en nuevas tecnologías y que se emite los fines de semana, descubrió antisemitismo, racismo y homofobia en distintas plataformas

pc-gaming-videojuegos
Estos chats, agrega la cadena, pueden pasar después a espacios privados como Telegram (aplicación para difundir mensajes).Zivica Kerkez

Los extremistas están utilizando los videojuegos y plataformas de chat de juegos para fomentar el radicalismo, según una investigación de la BBC.

videojuegos

Los videojuegos aseguran primera experiencia laboral de jóvenes uruguayos

Leer más

Durante un seguimiento de tres meses, el programa BBC Click, especializado en nuevas tecnologías y que se emite los fines de semana, descubrió antisemitismo, racismo y homofobia en distintas plataformas, incluida DLive y Odysee, en las que los usuarios pueden chatear sobre juegos como "Call of Duty".

Estos chats, agrega la cadena, pueden pasar después a espacios privados como Telegram (aplicación para difundir mensajes).

"Una vez que estás en ese mundo, entonces empieza la radicalización", señaló a la BBC Joe Mulhall, miembro de la organización antifascista "Hope not Hate".

"Es cuando uno empieza a ir a otras reuniones, grupos más pequeños en los que no necesariamente hay juegos (sino que) se habla de política de manera más explícita", agregó Mulhall.

Por su parte, Telegram aclaró que utiliza "una combinación de vigilancia proactiva de espacios públicos e informes de usuarios" para retirar el contenido que viole las condiciones de su servicio.

DLive y Odysee, que tienen una política de tolerancia cero ante la violencia y el odio, no se han pronunciado sobre la investigación, mientras que "Call of Duty" indicó que toma medidas como la prohibición de jugadores ante comportamientos racistas.

BBC Click subraya que los extremistas pueden estar recurriendo a los videojuegos después de que los gigantes de las redes sociales reforzasen sus reglas para impedir que sus plataformas sean empleadas para difundir este tipo de ideas extremas.