La empresa propietaria de Facebook e Instagram pasará a llamarse Meta

  Ciencia y Tecnologia

La empresa propietaria de Facebook e Instagram pasará a llamarse Meta

Facebook se cambia el nombre a Meta para enfatizar su visión de "metaverso"

Metaverso
Una foto del folleto facilitada por Meta que muestra un fotograma del discurso de apertura sobre la nueva marca de la compañía anunciada por el CEO de Facebook.EFE

El consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció este jueves 28 de octubre que la empresa que dirige, propietaria de la red social que lleva su nombre, de Instagram y de WhatsApp, entre otras, pasará a llamarse Meta para reflejar su apuesta por la realidad virtual.

Facebook

Seis revelaciones que dejaron los 'Facebook Papers', según The Verge

Leer más

Zuckerberg reveló el cambio de nombre en el marco de la conferencia Connect sobre realidad aumentada y realidad virtual, en la que volvió a explicar su visión de lo que la empresa ha bautizado como "metaverso", una realidad paralela 100 % digital a la que quiere que Meta destine gran parte de sus inversiones en los próximos años.

El cambio afecta únicamente a la empresa propietaria, de manera que la red social seguirá llamándose Facebook y la modificación no tendrá casi ningún efecto en la práctica para la inmensa mayoría de usuarios.

Además de la red social Facebook, la compañía es también dueña de Instagram, WhatsApp, Messenger y Oculus.

Mark Zuckerberg

¿Qué es el metaverso? ¿Tecnología nueva o ya existente?

Leer más

Se trata de un movimiento muy similar al llevado a cabo por Google en 2015, cuando reestructuró su organización interna y creó una empresa matriz, Alphabet, con varias subsidiarias que incluyen a la propia Google, Waymo (la división de vehículos autónomos) y al proveedor de internet Google Fiber, entre otras.

El cambio de nombre se reflejará en el mercado de valores de Nueva York a partir de próximo 1 de diciembre, cuando la firma que ahora cotiza bajo las siglas FB pasará a cotizar bajo MVRS.

En su presentación, Zuckerberg mostró varios ejemplos del que a su juicio debería ser el futuro de la humanidad en el "metaverso", donde las personas se moverían con sus avatares personalizados, los vestirían con ropa digital que comprarían dentro de ese mismo universo y acudirían a eventos como conciertos.

Metaverso
Imagen de la demostración de Mark Zuckerberg, durante la Conferencia virtual Connect 2021 en Menlo Park, California, EE. UU., El 28 de octubre de 2021.EFE

Uno de los ejemplos que el polémico cofundador de la red social expuso para ayudar a comprender su visión de este universo paralelo fue el de una chica residente en Japón que decide, a través del "metaverso", acudir a un concierto en Los Ángeles (EE.UU.) junto a su mejor amiga.

En cuestión de segundos, el avatar de la chica japonesa se encuentra junto a su amiga bailando y disfrutando de la música en vivo, y, una vez que ha terminado la función, ambas asisten de forma virtual a una recepción posconcierto en la que compran gorras y camisetas digitales del artista.

"Hoy se nos ve como una empresa de redes sociales, pero nuestro ADN es el de una compañía que crea tecnología para conectar a las personas y el metaverso es la próxima frontera, igual que las redes sociales lo eran cuando nosotros empezamos", dijo Zuckerberg en su presentación en la conferencia.

c24c976c9aa66151c8c6eedd4da6c425c43cc24fw

Facebook dispara sus beneficios y gana usuarios pese a todas las polémicas

Leer más

El propio consejero delegado de la firma dio la charla desde una casa ficticia en el "metaverso", por la que paseaba, iba de habitación en habitación y en la que de vez en cuando aparecían y desaparecían algunos de sus amigos para echar partidas de ping-pong, jugar al ajedrez o surfear.

Los videojuegos, de hecho, fueron el aspecto en el que más hincapié se hizo durante la presentación de este jueves, y Zuckerberg explicó que están llamados a desempeñar un papel fundamental en el desarrollo de este universo paralelo.

A mediados de octubre, Facebook anunció la creación de 10.000 nuevos empleos en Europa en los próximos cinco años, con el objetivo precisamente de dar forma al "metaverso".

El cambio de nombre tiene lugar en un momento en que la empresa se encuentra en el ojo del huracán tras la filtración de miles de documentos internos por parte de una exempleada que indican que Facebook (en el futuro, Meta) antepone de forma sistemática sus intereses comerciales al bienestar y a la seguridad de los usuarios.