Científicos crean una nueva variante de COVID-19 con una tasa de mortalidad del 80 %

  Ciencia y Tecnologia

Científicos crean una nueva variante de COVID-19 con una tasa de mortalidad del 80 %

El experimento fue realizado en ratones, pero la noticia mantiene a la población científica en tensión 

El-38-de-los-cientificos
Imagen referencial archivoagenciasinc

Según informes de la comunidad científica, publicados en bioRxiv, un repositorio en línea de acceso abierto y sin ánimo de lucro que recopila prepublicaciones de artículos relacionados con las ciencias biológicas que aún no han sido revisados por pares,  un grupo de investigadores de los Laboratorios Nacionales de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Boston, Estados Unidos, han desarrollado una nueva variante de COVID-19 que aumenta la tasa de mortalidad al 80%. 

a1-min-(10)

La covid frenó la esperanza de vida mundial, con cambios no vistos en 70 años

Leer más

Para lograr los resultados, los científicos adaptaron la proteína de la espiga de la variante ómicron el más inmune a la evasión a la "columna vertebral" del virus COVID original. 

"Generamos SARS-CoV-2 recombinante quimérico que codifica el gen S de Ómicron en la columna vertebral de un aislado ancestral de SARS-CoV-2 y comparamos este virus con la variante de Ómicron que circula naturalmente", se lee en el artículo publicado en biorxiv. 

"En ratones K18-hACE2, mientras que Ómicron provoca una infección leve no mortal, el virus portador de Ómicron S inflige una enfermedad grave con una tasa de mortalidad del 80 %".

El híbrido creado mató al 80% de los roedores de laboratorio infectados y se multiplicó cinco veces más que ómicron en cultivos de células pulmonares humanas

El estudio mencionó que los cambios en otras estructuras viral determinan su letalidad, también señalan que es poco probable que esta nueva cepa sea tan mortal en humanos como lo fue en ratones. Alegando que la respuesta inmunitaria humana es muy diferente a la de los roedores frente al coronavirus

El experimento tiene como fin estudiar posibles mutaciones y saber como combatirlas mas adelante, la manipulación del virus por hacerlo más letal o infeccioso podría salirse de las manos, es el medio expertos y ciudadanos. De hecho, esta variante artificial del virus podría ser, hasta el momento, la forma más contagiosa del SARS-CoV-2 y escapa con facilidad a la inmunidad adquirida por las vacunas.

Marcos Espinal

La OPS advierte contra la compra de nuevas vacunas sin inmunidad suficiente

Leer más

El científico Shmuel Shapira, comentó al Daily Mail que este tipo de investigaciones "debería estar totalmente prohibido, es jugar con fuego".

Por otra parte el autor principal defiende el estudio, dice que esto ayudará a a comprender mejor la variante de Ómicron y a dar nuevos tratamientos. 

"De acuerdo con los estudios publicados por otros, este trabajo muestra que no es la proteína espiga la que impulsa la patogenicidad de Ómicron, sino otras proteínas virales", dijo, Mohsan Saeed.

El artículo también menciona que una de las limitaciones del estudio fue la raza de los ratones que no contienen semejanzas con los humanos. Esto significa que era más difícil saber cual sería la tasa de mortalidad en seres humanos.