Ciencia y Tecnologia

¿Es posible que un pez aparezca en una piscina "de la nada"?

Los científicos responden a esta pregunta sobre la base de la aparición de especies de peces en fuentes de agua alejadas de otras. Una pista: las aves

pez-piscina-huevos-ciencia-curioso
Por qué aparecen peces en pozos de agua alejados de su hábitat ha sido una pregunta que los científicos acaban de responder.Debbie Lane / Pixabay

Es conocido que las aves comen semillas y que muchas de ellas, al ser expulsadas luego de la digestión, pueden llegar a ser robustos árboles. ¿Puede pasar lo mismo con los peces? Esta pregunta no es del todo descabellada si consideramos que los científicos siempre se han preguntado cómo es que algunas especies aparecen en lagos alejados de su origen o incluso en piscinas.

La respuesta ha logrado ser despejada luego de varios experimentos fallidos o no del todo sustentados. Un nuevo estudio sugiere que los huevos de pescado simplemente pueden caer del cielo. La respuesta es similar a la de las semillas: en una serie de pruebas, algunos huevecillos de peces eclosionaron después de ser deyectados por patos.

Pero este estudio de 2019 descubrió que los huevecillos del un pez, pueden entrar en una especie de hibernación para sobrevivir a los períodos secos enterrados en la arena y el suelo, y pudieron sobrevivir a un largo viaje de un cisne.

celulas-madre

Células madre: descubren una nueva tecnología para impulsar su potencial

Leer más

El estudio actual fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Examinó el papel potencial de los patos en la dispersión de los huevos de pescado.

Los investigadores alimentaron a ocho patos silvestres cautivos con huevos fertilizados de dos especies de peces invasoras: la carpa común y la carpa prusiana. Las aves fueron alimentadas con aproximadamente 500 huevos de cada tipo de carpa

Seis de los patos defecaron huevos vivos en sus heces, pero los investigadores solo pudieron recuperar un total de 18 huevos intactos, de los cuales solo 12 contenían embriones vivos. Según el documento, nueve huevos más murieron debido a una infección por hongos, Al final, solo una carpa común y dos carpas prusianas eclosionaron con éxito.

huawei-appgallery

Huawei cambia las reglas y presenta su propia tienda de aplicaciones AppGallery

Leer más

Con estas probabilidades mínimas, menos del 1%, ¿es posible que las aves puedan ser consideradas un factor importante de la difusión de una especie de pez? Solo queda hacer números: una sola carpa común puede poner hasta 1,5 millones de huevos, varias veces al año, según Audubon.

Los patos expulsaron la mayoría de los huevos viables en una hora, según Science News, pero uno tardó al menos cuatro horas. Los investigadores le dicen a Science News que ese intervalo de tiempo les daría a los patos el tiempo suficiente para volar a 16 o hasta 160 kilómetros de distancia.

Los investigadores sugieren que es un simple juego de números: con tantos huevos de peces y tantos patos, incluso un pequeño porcentaje de huevos sobrevivientes es significativo y podría dar una respuesta a una pregunta que ha atormentado a los científicos. Eso sí, algo queda pendiente: seguir con este tipo de experimentos, pero con otras especies de peces.