Sexualidad

Derechos reproductivos en la época de la desinformación

OPINIÓN. En pleno siglo XXI, cuando es tan fácil contrastar las fuentes, es muy sencillo también propagar mentiras o verdades a medias.

fake news aborto derechos
Las fake news son una de las armas preferidas de los grupos reaccionarios.Referencial / pixabay

La mayoría (84 %) de las mujeres sienten alivio, no arrepentimiento, después de realizarse un aborto. Así lo concluyó una investigación, publicada este 12 de enero de 2020 en la revista especializada Social Science & Medicine, sobre este polémico tema. Se trata —explica CNN en su sitio web— de uno de los estudios “más grandes hasta la fecha sobre el tema”.

Es decir, que muchas mujeres que han decidido no continuar con un embarazo no deseado, no se deprimen, ni se sienten culpables, al contrario de lo que se han encargado de hacer creer desde los grupos conservadores.

78939903_501954457076666_3188973428702969856_n

Un violador en tu timeline

Leer más

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la lucha por los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres —y en general la igualdad de género— es la desinformación.

En pleno siglo XXI, cuando es tan fácil contrastar las fuentes, es muy sencillo también propagar mentiras o verdades a medias. Eso que desde Estados Unidos ha sido bautizado como fake news, es una de las armas preferidas de los grupos reaccionarios para asustar a la gente.

Una de las falacias de estos grupos es aquella que una reconocida marca internacional de gaseosas utiliza fetos para la fabricación de sus productos. En Ecuador, una tuitera y exguerrillera con más de 18 mil seguidores, conocida por pronunciarse en contra de los derechos de las mujeres y la comunidad LGBTI+, repite esto constantemente en sus tuits.

Se trata de una premisa que lleva años circulando en Internet y que, de hecho, fue ya desestimada por la misma compañía.

El problema es que quienes difunden estos falsos argumentos y los utilizan para defender sus posturas o atacar contrarias, dicen estar documentados. Muestran links a artículos o estudios, pero la mayoría de estos dirigen a portales religiosos, que muestran datos malinterpretados o peor: sin contraste o fuente alguna, es decir, sin credibilidad.

Navidad feminista

Feliz (feminista) Navidad

Leer más

Esta activista de Twitter —autoproclamada como antiabortista y exfeminista— tuvo en algún momento en los medios locales, un espacio significativo para decir estas cosas. Fue invitada a entrevistas y defendió estas ideas, sin que sus declaraciones fuesen contrastadas.

Hoy, ella y otros tuiteros siguen repitiendo que una marca de cola utiliza tejidos de no nacidos para la fabricación de sus bebidas.

Desde los medios, es importante elegir con responsabilidad qué es lo que se comunica y a quién se da plataforma. Pero como consumidores de redes sociales y la información que circula en la red, también estamos llamados a ser críticos ante el contenido que nos llega, para no repetir falsedades. Contrastar no hace daño.