Buenavida

Romina Muñoz Procel: “Queremos habitar un museo con gente de diferentes disciplinas”

La directora ejecutiva del Museo Nacional del Ecuador (MuNa) tiene el reto de restablecer las visitas presenciales y de visibilizar los espacios

ENTREVISTA CON ROMINA (6986911)
Romina Muñoz espera que desde octubre el público pueda visitar físicamente el MuNa.Angelo chamba

Romina Muñoz Procel fue presentada como directora ejecutiva del MuNa el 14 de junio de 2021. Tiene el reto de restablecer las visitas presenciales y de visibilizar los espacios que componen al Museo, que cuenta con un presupuesto de $1’182.848 para este año. En 2020 fue de $1’373.799.

¿Cómo recibió el MuNa?

Llegué a un año del inicio de la pandemia. Un museo cerrado es como una casa deshabitada. Está el reto de convocar a la ciudadanía, y el retorno de los trabajadores a lo presencial sin dejar de sacar beneficio a la virtualidad. Un museo, por sus obras, apuesta a lo presencial, pero la virtualidad llegó para quedarse. Ahora mismo estamos en recorridos virtuales con escuelas de Guayaquil y de Riobamba. Podemos interconectarnos con especialistas de todo el mundo. Aún con visitas presenciales, no vamos a soltar los recorridos virtuales.

¿Su meta a corto, mediano y largo plazo?

Restablecer la relación con los trabajadores, la gente rota mucho y eso no permite sostener procesos a largo plazo. Uno de los retos inmediatos es estabilizar las plazas de trabajo y hacer que los equipos se conozcan. Estamos generando vínculos entre los custodios de la reserva, curadores, museógrafos y mediadores. Tenemos una agenda de exposiciones temporales y estamos involucrándonos con las sedes y lograr el intercambio de muestras con otros espacios como el MAAC y Pumapungo y con más museos de otras ciudades. La exposición retrospectiva de Olga Dueñas, que se exhibirá en octubre en Guayaquil, esperamos traerla en marzo 2022.

¿Cómo va la autonomía del MuNa, entendiendo que habita en una colectividad institucional?

Hay una buena relación con la Secretaría de Memoria Social y hay una apuesta del Ministerio de Cultura por respetar las decisiones y los procesos de cada institución. Me siento muy apoyada.

Coro

El reto de los coros en un festival con mascarillas

Leer más

El MuNa implica más espacios como el Archivo, la Biblioteca, los Centros Culturales de Ibarra y Esmeraldas… ¿Cómo articulará a todos los espacios?

El trabajo en red es clave. No puedes trabajar sin colaboraciones en un sector tan complejo como el cultural. Se busca visibilizar el trabajo de todos los espacios. Descentralizar la imagen de museo, que se vea la colaboración activa con todas las instituciones

Habitan en la Casa de la Cultura (CCE), que cuenta con nuevas autoridades. ¿Cómo va la relación?

Queremos fortalecer nuestras relaciones. La CCE se va a beneficiar con nuestro público, y nosotros con el suyo. Esperamos trabajar con el presidente electo y con los nuevos directores provinciales. Tenemos una buena relación con la directora del Museo de la CCE, con la Cinemateca, con los administrativos. Somos vecinos y debemos tomar decisiones conjuntas para el beneficio de todos.

Museo
Muñoz indicó que el equipo de Museografía tiene un proyecto interesante para poner en marcha.Angelo Chamba

Los presupuestos para cultura se reducen, ¿cómo evalúa esa situación?

Los presupuestos en cultura nunca alcanzan. Hay un trabajo invisible muy grande, que excede a lo que se ve y, generalmente, para ese trabajo no hay presupuesto. Estamos acercándonos con el sector privado para que apoyen proyectos. Más allá del presupuesto que se tenga, su llegada es lenta. A veces los problemas no tienen que ver con los montos, sino con el fluir de los recursos. Por eso, resultan cruciales las alianzas público-privadas.

Tiene experiencia en la academia y como gestora cultural independiente. ¿Cómo trabajará con esos espacios?

Tenemos alianzas con universidades y trabajamos en muchos más convenios. La idea es generar un diplomado. Sentimos que hay una necesidad de especializarse en ciertas áreas. Se genera un problema cuando tienes bienes que deben ser restaurados y atendidos constantemente.

¿Y con la movida independiente?

Escuchamos todas las propuestas. Queremos activar la cafetería, la tienda y nos gustaría que desde esos espacios se abran programas de música o que en el espacio verde se dé yoga, por ejemplo. Queremos habitar un museo con gente de diferentes disciplinas. Se trata de hacer entender a la gente que un museo es el mejor regalo que nos podemos dar.

Arte

Los guerreros del cáncer pintan el mundo que sueñan

Leer más

¿En octubre se abrirá el MuNa?

Estamos abiertos de manera virtual, y esperamos que para entonces atendamos de forma presencial. Es una etapa de cambios, de reforzar la propuesta de exhibición con la retroalimentación de la gente de Mediación. Uno de los grandes proyectos es seguir con la Escuela de Mediación Colectiva. En octubre se abrirá una muestra sobre la Misión Geodésica, que luego irá a Cuenca y a Guayaquil. En noviembre materializaremos el proyecto de Tania Lombeida (‘Mujeres accionando museos’) para visibilizar la labor de las artistas.

¿Qué otros grupos o sectores buscan visibilizar?

Con personas con discapacidad auditiva, el equipo de Museografía tiene un lindo proyecto: queremos convocar a otros museos para trabajar colectivamente en un glosario que incorpore términos artísticos en el lenguaje de señas. Igual, estamos pensando en programas para no videntes. Queremos una agenda de trabajo inclusiva.

  • Trayectoria.

La directora ejecutiva del MuNa es guayaquileña, investigadora, curadora, docente, cofundadora de la editorial Festina Lente y de MediaAgua. Integró la Comisión Académica de Artes Visuales del ITAE, trabajó en la UArtes y fue jefa del Premio Mariano Aguilera.

El espacio

El Museo Nacional del Ecuador (MuNa) comprende también al Archivo Histórico, Biblioteca, Museo Camilo Egas, Centro Cívico Cultural Museo y Biblioteca Mariscal Sucre, además de los museos y centros culturales de Ibarra y Esmeraldas.