Payasos de hospital que abrazan con la mirada

  Buenavida

Payasos de hospital que abrazan con la mirada

Los voluntarios de la fundación Narices Rojas retomaron las visitas. Debieron adaptarse y hacer reír con distanciamiento y mascarillas

Fundación
Los payasos humanitarios se han adaptado a la nueva realidad por la pandemia.Cortesía

Cuando parecía que estaba todo listo para regresar a los hospitales con la terapia de la risa, la noticia de la aparición de la variante ómicron, en diciembre pasado, volvió a detener los planes de los payasos de la fundación Narices Rojas, en Guayaquil.

Desde que comenzó la pandemia, los voluntarios buscaron la forma de seguir llegando a los pacientes y lo hicieron desde la virtualidad, pero ya estaban ansiosos por volver. Así fue como hace un poco más de un mes se decidieron a emprender el retorno.

Alexandra Gonzaga reconoce que llegó a sentir cierta angustia antes del regreso. Sabía que ya no podía abrazar como antes y eso la inquietaba. Había que respetar el distanciamiento y llevar la nariz roja sobre la mascarilla.

Fasinarm

"Fasinarm sobrevive gracias al apoyo de la comunidad"

Leer más

“Pensé que no iba a poder contener el impulso de abrazar a alguien que necesita de ese apoyo”, cuenta la presidenta de la fundación y quien es la doctora Churry durante las visitas. Pero si algo han aprendido los payasos humanitarios en este proceso es a abrazar con la mirada y con los gestos.

En la técnica del ‘clown’ el movimiento es clave y ahora mucho más, pues su cuerpo y sus ojos son su principal herramienta de comunicación. Eso sí, deben elevar un poco más la voz para sortear esa pequeña barrera de la mascarilla.

El regreso de los payasos humanitarios a la presencialidad se dio en el Hospital de Niños Francisco de Icaza Bustamante, donde han trabajado por años. Los doctores Torniquete y Miocardio acudieron el pasado fin de semana a una nueva cita.

El proceso se les ha facilitado a los voluntarios porque los pacientes y sus familias ya se han acostumbrado a mantener el distanciamiento. Y aunque los payasos habían experimentado antes cierta distancia saben que no es igual. Lo habían vivido en ciertas áreas en las que debían estar al otro lado del vidrio o usando mascarillas, como cuando iban a Infectología o a Oncología. Pero era en casos específicos.

Fundación
En ciertas áreas del hospital se mantiene una mayor distancia con los pacientes.Cortesía

Para adaptarse a esta nueva realidad han comenzado a reforzar ciertos aspectos. “Contactamos a un payaso en Argentina y tuvimos una capacitación online para desarrollar más la parte musical. Así vamos por los pasillos tocando un instrumento, actuando y tarareando”, cuenta la presidenta.

Fundación

La causa solidaria que nace de los artículos reciclados

Leer más

Como lo han hecho siempre, desde que Raquel Rodríguez fundó el grupo, generan sonrisas a través de juegos. Deben idearse formas. En Traumatología, por ejemplo, no pueden hacer levantar a los pacientes. Aquí salta, una vez más, el ingenio. Están complacidos del retorno porque llevar la terapia de la risa también los ayuda a ellos sentirse mejor.

  • Capacitación

El programa de Medical Clowns graduará a la promoción 17 de Doctores Narices Rojas. Para ser parte de la labor pueden enviar mensajes a las redes de @naricesrojasec.

Treinta payasos son parte del equipo de Narices Rojas, una agrupación solidaria que lleva 16 años de servicio.