Pautas para tener una mejor memoria

  Buenavida

Pautas para tener una mejor memoria

 Para los estudiantes que tiene dificultad para concentrarse, Luis Manuel Cerdá, de la UNIR, comparte las claves para optimizar el aprendizaje

consejos para aprendizaje
Algunas actividades y tareas pueden ser más difíciles de aprender que otras.Shutterstock

Un problema que afecta a gran número de estudiantes, es la poca habilidad que tienen para concentrarse y retener información, mal que se intensificó durante la pandemia ya que durante 2 años solo recibieron clases virtuales, un método con muchas falencias y distracciones en casa. Sobre este tema SEMANA conversó con Luis Manuel Cerdá Suárez, profesor de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), quien da sus recomendaciones para que niños y jóvenes logren potenciar su concentración, memorizar las clases de sus maestros, y así mejorar su aprendizaje.

Sí es posible ejercitarla

Explica el catedrático que la memoria, como el cuerpo del ser humano en general, es moldeable y está programada para adaptarse a las condiciones ambientales en las que le toca vivir. En este sentido, la memoria es como un músculo que se puede trabajar y desarrollar, permitiéndole sobrevivir en el entorno; ya que, sin ella, las personas no serían capaces de hacer las actividades básicas de la vida diaria, y olvidarían determinadas situaciones que la pondrían en peligro (como, por ejemplo, cruzar un semáforo en rojo). "El cerebro se moldea desde nuestro primer año de vida hasta que morimos, por lo que se lo puede desarrollar en cualquier momento".

¿Dificultades para recordar?

 Las hay, y las causas no siempre son conocidas. En ciertos casos, los niños tienen padres con similares dificultades de aprendizaje, nacimiento prematuro o con bajo peso, o una lesión o enfermedad. Al margen de ello, lo primero que se recomienda hacer es hablar con los maestros y/o profesionales de la salud, para averiguar qué obstaculiza el aprendizaje. Y, para los docentes, insistir en la importancia de la motivación –ya que uno de los retos más frecuentes de su trabajo es encontrar la fórmula para incentivar a los alumnos a aprender–, y tener en cuenta su estilo de aprendizaje –como combinación de distintos factores: cognitivos, afectivos y psicológicos–.

Discapacidad de aprendizaje

Ante la inquietud de por qué unos alumnos logran con facilidad recordar las clases y otros no, el doctor Cerdá dice que conviene tener presente que los niños se desarrollan y aprenden a diferentes ritmos, y que algunas actividades y tareas pueden ser más difíciles de aprender que otras. En relación con la memoria y el cerebro, un término que se utiliza mucho para describir una variedad de dificultades de aprendizaje –que afectan a la forma en que el cerebro obtiene, utiliza, almacena y transmite información– es la discapacidad del aprendizaje para la lectura o las matemáticas, mientras que otros pueden tener afecciones como el déficit de atención e hiperactividad, o la pérdida de audición (o incluso pueden tener más de una discapacidad o problema de aprendizaje que interfiere a la hora de aprender).

Las más efectivas

A criterio de Luis Manuel Cerdá, para que algo quede memorizado, hay que comprenderlo y ser capaz de aplicarlo en contextos de la vida real. Argumenta que la motivación y el interés son fundamentales en este proceso.

  • Aunque hay múltiples técnicas que podrían ayudar a los alumnos a memorizar más rápidamente y mejor, el profesional comparte cinco de ellas:

  •  Fragmentar el material de estudio: la memoria tiene límites a corto plazo, por lo que organizar bien las notas con encabezamientos y subrayando palabras clave facilitará el trabajo de memorización.

  •  Conectar: esto es, asociar los componentes de una lista adjudicando una imagen a cada conexión, para que ayude a recordarlo y la imagen elegida represente la esencia de lo que se intenta vincular.

  • Contar una historia: es decir, crear imágenes para los distintos elementos que se deban aprender, pero de manera que al recordarlas en secuencia se logre tener una historia.

  •  Representar con números (por ejemplo, las etapas o fases de una metodología de trabajo)

  • Utilizar todos los sentidos para retener la información: cuanto más se implique el alumno en la memorización, mejor será el resultado de aprendizaje.

¡Ojo! con estos enemigos

Uno de los peores enemigos de las capacidades cognitivas es el estrés que, con el tiempo, hace que se segreguen sustancias que pueden perjudicar al cerebro, destruyéndose conexiones neuronales e impidiendo que se creen nuevas neuronas (y presente también en los niños y muchos escolares). También incide un estado de ánimo bajo , la depresión y las obsesiones; así como no dormir bien, la hipertensión, fumar , el abuso de ciertos fármacos, las infecciones y dietas con alto contenido en grasas o las carencias de vitamina B12, pueden también ser causa de alteraciones en la memoria. .