Buenavida

El superlativo mundo de Valentina Mosquera

Innovadora, se abre espacios en el exigente mundo del diseño interior, revelando mucho más que talento y habilidad.

Valentina Mosquera, diseñadora de interiores.
Valentina Mosquera, diseñadora de interiores.Cortesía

Bogotana de nacimiento, sus padres buscaron mejores horizontes y huyeron de la inseguridad de Colombia de los años 90. Y lo lograron, pues Valentina tiene las mejores memorias de una infancia tranquila y segura, haciendo de Quito su segunda casa.

Genuina, sincera y muy directa, la diseñadora toma riesgos, vence el miedo y los estereotipos. La ruta trazada hasta hoy se destaca en todos los ámbitos recorridos. Alumna sobresaliente, ganó una beca para estudiar en la universidad de Loyola, New Orleans, donde obtuvo 3 títulos de manera simultánea: Marketing, Publicidad y Diseño gráfico.

Empezó su recorrido profesional en una tienda de diseño de interiores en Quito, y descubrió su verdadera pasión que, sin pensarlo, estuvo siempre ahí. “Cuando era chica acompañaba a mi mamá a las tiendas de decoración y hogar, me fascinaban las telas, alfombras, muebles y siempre decoraba mis cuartos de la universidad y de mi casa con piezas especiales, arte y libros”.

Fue así que decidió estudiar a distancia Diseño de Interiores, carrera que finalizó en Barcelona y Londres en las mejores escuelas. Pero, buscando la excelencia, continuó su formación con maestrías en Diseño Interior y Arquitectura, en Madrid, y también en la Escuela Dmad en la misma ciudad, donde se especializó en textiles, paisajismo e iluminación, mientras trabajaba en un reconocido estudio.

Pero Valentina resuelve volver a Ecuador, apuntando todo su ‘expertise’ al progreso de la carrera en el país que la vio crecer. “Ecuador tiene algo que no existe en ninguna ciudad europea o americana que es el tema artesanal. Aquí se puede mandar a hacer muebles a la medida con diseños y acabados únicos. Eso es un plus que debemos aprovechar los creativos”.

Estudio 593

Muy joven, a los 27 años, fundó su empresa que denominó Estudio 593, con un enfoque que ha ido madurando en cada uno de sus proyectos, bajo estrictos parámetros de exigencia y agradecida con la competencia que existe en el mercado: “Me gusta el sector local, no existen monopolios y hay propuestas para todos los nichos del mercado en una industria que evoluciona cada día más. En mi caso siempre colaboro con nuevos emprendimientos, artesanos, interioristas y arquitectos. Me gusta trabajar en equipo”.

Con un marcado estilo ecléctico, combina varias corrientes para conseguir los resultados esperados en cada proyecto: “Suelo mezclar muebles antiguos de los 60 o 70, con influencia ‘Art Deco’ o ‘Art Nouveau’ con toque moderno. Busco piezas únicas, nuevas o diferentes para incluirlas en los espacios”.

Inspiración de valentina Mosquera
Los espacios con luz tenue son indispensablesCortesía

La diseñadora, que ha participado en importantes proyectos corporativos, tiende al diseño residencial porque, afirma, le permite una buena conexión con sus compradores. “Algo que me caracteriza es conocer rápidamente a mis clientes. Busco que cada proyecto refleje su estilo, y aprovecho los espacios y la luz”.

Su mejor proyecto

Prolija y extremadamente detallista, para Valentina todos los proyectos son especiales. no obstante, la realización de su casa es el que más satisfacciones le ha dado. En un departamento de 55 metros cuadrados, la obra habla del talento de su creadora. Es un espacio dispuesto para el deleite visual, donde sobresale la luz generosamente impartida entre amplios ventanales: “Es un concepto de diseño abierto con la cocina integrada con la sala y el comedor. Le di prioridad al color blanco para dar la sensación de amplitud, donde existe la influencia de la decoración de los años 70 italiana con muebles a la medida en su gran mayoría”.

Las plantas que rodean el ambiente son uno de los elementos más llamativos, y que la diseñadora no escatima en ninguno de sus proyectos. A la par, hace uso de materiales naturales que combina con madera, mármol, baldosas de cerámica y con una elección muy original de grifería, como la de su baño, que es dorada. “Tener mi propia casa y empresa son anhelos cumplidos a mis 30 años. Emprender y salir adelante poco a poco, y que te vaya bien es gratificante”.

Diseño de Valentina Mosquera
Las plantas son infaltables.Cortesía

Superando obstáculos

Más allá del oficio, Valentina demuestra fuerza de carácter y sobrada fortaleza al vencer las dificultades que, a modo de prueba, la vida le ha dado, como superar la ruptura familiar que supuso el divorcio de sus progenitores a los 12 años. “Fue doloroso pero ahora lo veo como algo positivo porque veo a mis padres felices. Los admiro porque tienen una gran relación laboral (trabajan juntos) y de amistad”.

Pero la diseñadora tuvo que superar algo más complejo al atravesar problemas de salud cuando sufrió un derrame cerebral y debió operarse de urgencia en los Estados Unidos. “Todo salió bien, pero la recuperación fue dura y no pude trabajar algunos meses. Menos mal me repuse rápido; y, aunque no puedo tomar vino, es un pequeño sacrificio a cambio de mi salud, que no tiene precio”.

Lo in y out de la decoración

Su línea de trabajo, basada en la experiencia, aconseja optar por diseños atemporales y que reflejen el fiel estilo de cada cliente. Sin embargo, dice, la tendencia actual es adoptar materiales naturales y no imitaciones. “Si la madera está fuera de presupuesto, hay que buscar otras opciones. El papel tapiz está muy ‘in’, en paredes especiales o respaldares de cama, incluso. El textil natural también está de moda, como el lino, terciopelo o cuero para ciertos muebles. El exceso de iluminación está ‘out’, prefiero una que resalte detalles de la decoración y que no se vea artificial. Y, con mi obsesión por la naturaleza, definitivamente las plantas de plástico están ‘out’”.

Cara a cara

  • ¿Qué es para usted la moda?

Es comodidad. Mi estilo es relajado pero también me gustan las piezas únicas que se destacan sobre las prendas básicas. Le perdí el miedo a los estándares de belleza y me gusta pintarme el pelo de otros colores.

  • ¿Cómo mira el tema de la pandemia?

Es una época de cambios, de adaptarse, de tomar una pausa, aunque el tema genera mucha ansiedad.

  • ¿Qué es para usted la libertad?

Soy muy independiente y respeto la de los otros. Soy muy libre de seguir mis metas, mis sueños y hacer lo que me hace feliz.

  • ¿Qué libro está leyendo ahora?

De la estupidez a la locura’, de Humberto Eco, y ‘La caída del hombre'. 

Personal

  • Edad: 30 años

  • Estudios: Universidad de Loyola, New Orleans, y obtuvo los títulos en Marketing, Publicidad y Diseño gráfico.

  • Maestría en Diseño Interior y Arquitectura, en Madrid.