Buenavida

Jeremy Scott, de la granja a las pasarelas

Excentricidad y creatividad al máximo. Para tener éxito como diseñador, decidió romper todos los cánones de estilismo en la alta costura.

Jeremy Scott
Jeremy Scott es el director creativo de Moschino.internet

Proveniente de una familia humilde radicada en Kansas, Missouri, Jeremy Scott (45) es considerado uno de los diseñadores más irreverentes del siglo XXI. A los 17 años decidió dejar atrás la calma y el aire puro de la granja familiar y mudarse a la caótica ciudad de Nueva York para cumplir su sueño: demostrarle al mundo su talento en la industria textil.

Su recorrido

Su pasión por la moda no nació de un día para otro. Dentro del documental de Netflix ‘Jeremy Scott: The People´s Designer’ (el diseñador del pueblo), el artista devela algunos detalles de su infancia que demuestran por qué y cómo llegó a convertirse en un referente de la moda. De pequeño le gustaba coleccionar revistas de moda como Vogue Italia y a la hora de hacer sus ensayos escolares, no dudaba en escribir sobre la historia de la moda francesa.

Una vez que terminó la secundaria, al tener que decidir qué camino seguir, se animó a armar un portafolio con sus dibujos y lo envió al Fashion Institute of Technology en Nueva York, con el sueño de ser aceptado para estudiar diseño de modas. Sin embargo, semanas después recibió la noticia de que no fue admitido porque le “faltaba originalidad y creatividad’’, cuenta Scott en una de las escenas del filme.

Pero este obstáculo no lo detuvo y finalmente en 1992 inició sus estudios en el Instituto Pratt de Brooklyn. Luego, al ser un artista ‘hambriento’ de sueños por cumplir, se mudó en 1996 a París (ciudad conocida como una de las capitales de moda en el mundo) para buscar trabajo en una de las decenas de casas de moda radicadas en Francia. ¿Lo logró? No. Tras varios meses de intentarlo, decidió crear su propia marca en septiembre de 1997 al montar su primer desfile en un bar de la ciudad con la colección ‘Rich White Women’. De esa forma, inició su carrera en una de las industrias más competitivas a finales del siglo XX.

Presente

Su talento y creatividad llevaron a que la casa de modas italiana Moschino lo eligiera en 2013 como director creativo de la firma (puesto que fue obtenido por primera vez por alguien nacido en Kansas). Desde entonces, Scott anualmente presenta varias pasarelas en las Fashion Weeks de Nueva York, Milán, París y demás ciudades alrededor del mundo. Para este 2021 ya dio a conocer su más reciente trabajo de la mano de Moschino. 

En su colección Pre-Fall decidió fusionar elementos informales, como las chaquetas de cuero y denim, con vestidos de seda o bordados. Su objetivo fue denotar que existen varias opciones de unificar y armonizar en un mismo look diferentes estilos. Desde sus inicios, Scott ha desafiado los estereotipos del vestuario tradicional y seguramente lo seguirá haciendo.

Moschino.
Colección Pre Fall 2021 de Moschinovogue.es

Mente vanguardista

S i hay algo que distingue a Scott del resto de los diseñadores de su generación, son sus irreverentes y vanguardistas diseños influenciados por la estética pop.

Cada pieza tiene elementos llenos de color, llamativos estampados, materiales que generan un efecto tridimensional y cortes asimétricos perfectos para mujeres y hombres a los que no les importa el qué dirán. “Jeremy nos permite divertirnos con la moda, algo que olvidamos con frecuencia”, comentó Miley Cyrus tras entregarle en 2015 el premio al diseñador del año.

¿Recuerda el traje de azafata retrofuturista que usó Britney Spears en su video ‘Toxic’? ¿Y el que lució Rihanna en el vídeo de ‘We Found Love’? Ambos son de la espectacular mente creativa de Scott.

Katy Perry, Demi Lovato, Rita Ora, Carbi B y Madonna están también entre las celebridades privilegiadas que han lucido sus ingeniosos diseños.

En la controversia

Scott no solamente ha copado las portadas de periódicos y revistas mundiales por su talento, sino que también ha estado envuelto en varias disputas legales.

En 2013 una empresa de distribución de patinetas de Estados Unidos lo acusó de plagiar sus diseños en sus colecciones. Tras un acuerdo, dejó de comercializar su trabajo.

Cristi Guzmán

Sublimación: prints en alta definición que ‘cobran’ vida

Leer más

En 2017, la diseñadora emergente Edda Gimmes publicó una queja en redes sociales acusándolo de otro plagio en su colección Primavera/Verano 2019 en la Semana de la Moda de Milán.

El estadounidense también ha sido criticado por la polémica que han despertado diversas colecciones suyas con estampados de píldoras, medicamentos bajo prescripción médica y grilletes carcelarios. La mayoría de ellos fueron retirados del mercado.

Más méritos

  • En 1999 el Consejo de Diseñadores de Moda de América le otorgó el galardón al mejor diseñador joven.
  • En 2015 ganó el premio Womenswear Designer of the Year en los Annual Fashion Los Angeles Awards.
  • En 2015 presentó una Moschino Barbie. La clásica muñeca se convirtió en un objeto de colección al lucir icónicas prendas de la marca.

Detalles personales

Actualmente vive en Nueva York, es soltero y no tiene hijos. No fuma ni tiene tatuajes. Se estima que su patrimonio es de 10 millones de dólares aproximadamente. Scott no expone su vida privada en redes sociales.