Buenavida

Jefferson, el influencer que inspira el cuidado animal

Tiene más de siete millones de seguidores en Facebook y otros tantos en YouTube, Instagran y TikTok.  Ha rescatado a más de 10.000 perros

Rescatista
Jefferson rescata es la que cuenta que mueve millones de seguidores.Cortesía

Jefferson Ortiz tenía siete años cuando comenzó a sentir la necesidad de llevar a su casa a cuanto animalito lastimado encontraba en el camino. Pero ese deseo de cuidarlos se convertía en llanto cada vez que su padre abría la puerta para que los recién rescatados regresaran a la calle. “Cuando sea grande, voy a recoger muchos animales”, le repetía molesto.

En ese entonces, Jefferson no comprendía que a veces no había comida ni para la familia, mucho menos para cuidar de los peludos que él llevaba a la vivienda. Lo entendió con el tiempo, por eso se esforzó para que su sueño de niño pudiera cumplirse.

Hoy Jefferson no solo es un rescatista, sino que además se ha convertido en un influencer que inspira el cuidado de los animales y que tiene más de 7,2 millones de seguidores en Facebook (Jefferson rescata), 1,3 millones en YouTube, 880.000 en Instagram y 2,4 millones en TikTok.

Mascotas

La difícil tarea de dar las medicinas a las mascotas

Leer más

Cuenta complacido que a lo largo de este proceso, en un poco más de cinco años, en el refugio que levantó en Manta, ha dado una nueva oportunidad a más de 10.000 perros y algunos caballos, burros, cabras, cerdos y venados.

Rescatista
Este joven de Manta ha visto todo tipo de casos a lo largo de su labor como rescatista.Cortesía

Por estos días, en el albergue habitan 119 perros, dos burros, dos caballos y tres cerdos. Ese era su sueño, uno que comenzó de tumbo en tumbo, golpeando puertas que no se abrían porque ninguna organización quería ayudarlo, así que decidió que debía buscar la manera de ejecutarlo.

Una pequeña propiedad que tenía la convirtió en un albergue, en el que adecuó jaulas, pero no cabían más de 10 o 15 animales, así que en cuanto pudo la vendió para comprarse un terreno. Pero allí venía otro problema: no tenía cómo levantarlo. Sacó de sus ahorros y buscaba la manera de juntar fondos. Construyó primero un cerco de caña, con una pequeña cisterna y una bodega donde se curaba a los peludos y se cocinaba. Ahora tiene grandes espacios de juego y hasta una piscina.

Jefferson recuerda que hace cinco años abrió su cuenta de Facebook y comenzó a subir videos, pero no lograba mucho impacto, hasta que hace un año su historia traspasó el país y sus videos son vistos por miles de personas a diario, luego de que se asoció con un amigo experto en redes sociales. “Ahora creo más contenido que antes y eso me ha dado la oportunidad de mostrarme al mundo. Si antes solo podía mostrar un video a la semana, ahora puedo publicar hasta diez en un solo día”, cuenta.

Voluntarios

Fundación busca voluntarios para abrazar perros y gatos

Leer más

Su historia ha impactado tanto que llegan animalistas de otros países a conocerlo. Él siente que ha logrado un cambio al mejorar la vida de estos animales, que han pasado de todo. “He visto abusos sexuales, mutilaciones y abandono a plena luz del día”, dice. No olvida el caso de un perro que iba a ser sacrificado durante una noche de brujas (Halloween) en un ritual, al que llegaron a tiempo para salvarlo. Por eso dice, que cada minuto dedicado al rescate vale la pena.

  • Los cuidados

Cuando los perros no logran ser dados en adopción, se quedan en el refugio hasta el final de sus días. Todos están vacunados, esterilizados y cuentan con sus fichas médicas.