"Hemos descubierto un nuevo público cultural"

  Buenavida

"Hemos descubierto un nuevo público cultural"

El director de la Casa de la Cultura núcleo del Guayas, Fernando Naranjo, asegura que la pandemia ha dejado  lecciones sobre la difusión cultural

Fernando Naranjo
Fernando Naranjo anuncia que lanzará una trivia para incentivar la lectura.Cortesía

Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas decidió explorar un nuevo mundo. Lanzó concursos virtuales para que los seguidores de las redes sociales escribieran ‘Texto de la peste’ , que reunió a 221 participantes. Se unió además al reto mundial de recrear pinturas usando cinco de las obras de la reserva de su museo y presentó dos ediciones de cuentos cortos, en las que recibió 374 creaciones. Una respuesta que no esperaban, pues se cree que la cultura no suele tener tanta acogida, reconoce Fernando Naranjo, director de la institución. Por eso, aunque las nuevas reglas para el semáforo amarillo permiten comenzar a recibir a visitantes, dice que eso deberá esperar un poco y que incluso cuando ya se lo pueda hacer, no perderán a ese nuevo público cultural que descubrieron online.

¿Cuándo recibirán a los visitantes una vez que está permitido con el 30 % del aforo?

Como no ha habido en todo este tiempo un trabajo de producción completo sobre determinados temas, lo que es cine, teatro y museo va a tener que esperar.

¿Cuánto tiempo?

El museo es cuestión de que la gente vuelva a sintonizarse; en un mes o mes y medio estaríamos listos, pero en el cine y en el teatro sería en dos o tres meses.

Exposición

El Teatro Centro de Arte abre su galería virtual

Leer más

¿Cómo se están preparando para ello?

Tenemos prevista la asesoría de personas que puedan dar las pautas para trabajar y definir unos protocolos de presencia. Los museos se manejan espontáneamente con distancias sociales apropiadas para la observación y para la investigación. En este caso, no veo muy complicada su reapertura porque además los museos no son, al menos en nuestra ciudad, un fenomenal atractivo de muchedumbre.

¿Y el ‘Museo vivo’?

Los años anteriores nosotros tuvimos este programa diseñado con teatralización y en el que se invitaba a escuelas y colegios. Ahora no se podrá hacer así y estamos pensando en desarrollar una especie de capítulos seriados temáticos para que puedan ser enviados a través de las redes. El ‘Museo vivo’ tuvo tal carga didáctica que se tiene que replicar online.

¿Y cómo se organizan para recibir al público en el teatro y en el cine?

Nuestro teatro tiene una capacidad total de 400 personas. Si el 30 % es todo lo que puede admitirse, entonces solo van a entrar 120 personas. Tendré que ubicarlas de manera que haya la menor intromisión posible. El problema es la climatización. Es un tema que en este momento lo estamos analizando y aún no tengo una respuesta técnica.

Desde que comenzó la pandemia, la Casa de la Cultura se volcó a las redes. ¿Qué lección sacaron de esta experiencia?

Las lecciones que está dejando la pandemia a nivel de difusión cultural es el estrecho lazo que debe haber entre la cultura y la educación y entre la cultura y la comunicación, y la posibilidad de que esto se multiplique mucho más que presencialmente para el fomento de públicos. Porque así hubiesen unos protocolos lo suficientemente laxos para permitir mayor presencia de visitantes, sí estamos pensando en los formidables públicos que se puedan dar online.

Monumento

Las manos que crean el monumento a Carlos Rubira Infante

Leer más
Arte
Uno de los concursos consistió en recrear pinturas del museo con el material que tuvieran a mano.Cortesía

¿Qué tipo de público encontraron en redes?

De todas las edades, desde los 9 a los 90 años. Una anécdota que recuerdo es la participación de un señor de 90 años, que estaba pasando por un cuadro de depresión debido a la pandemia y que cuando supo de nuestro concurso quiso escribir. Como no sabe usar la computadora, tuvo que escribir a mano y eso lo ayudó a sentirse mejor. Además fueron concursos en los que no solo participaron personas que ya tenían experiencia, sino otras que nunca antes habían escrito un cuento.

¿Qué otro concurso tienen en mente?

Vamos a aprovechar para fomentar la lectura. Lanzaremos trivias y lo haremos con un premio de por medio. Imagine lo bien que nos fue antes, sin que se diera más reconocimiento que publicar a los ganadores en las redes de la institución y con la posibilidad de ser parte de una publicación en físico. Ahora, por ejemplo, puedo conseguir una tableta para el que conteste una serie de preguntas relacionadas con la novela ecuatoriana ‘Huasipungo’. Estoy seguro de que así voy a tener a una serie de ‘huasipungueros’ respondiendo.

Exposición

Niños de 35 países pintan por los héroes del bicentenario

Leer más