Delfines rosados, los aliados en Yaku Warmi

  Buenavida

Delfines rosados, los aliados en Yaku Warmi

Unos diez cetáceos están en la bocanada del río Cocaya con el Aguarico, en la zona de la reserva natural del Cuyabeno y Parque Nacional Yasuní

Delfines
Los delfines son un gran atractivo turístico en la zona.Yadira Illescas / EXPRESO

En el Centro Turístico Comunitario Yaku Warmi, los delfines rosados son protegidos como el mayor de los tesoros. Nadie especifica la fecha en que llegaron, lo único cierto es que son los mejores amigos que han podido encontrar en las aguas del río Cocaya.

Los cetáceos son considerados ‘las mascotas’ que atraen a los peces y también a los turistas. Los comuneros mantienen una buena relación con los delfines, comunicándose por medio de gestos o señales que solo ellos entienden.

Yaku Warmi pertenece a la comunidad Martinica, cantón Aguarico. Es una pequeña isla que está en medio de los pulmones verdes más importante del planeta: Parque Nacional Yasuní y el Cuyabeno, en la provincia Francisco de Orellana.

Augusto Coquinche, dirigente de la comunidad, explicó que en esas comunidades que están en las zonas de conservación natural, muy pocos o casi nadie tienen en sus casas como mascotas a perros o gatos, por considerarlos depredadores. “Tanto los canes como los gatos se comen o matan a especies que dentro de la selva son únicas, ya sean insectos o aves, por eso es recomendable no tenerlos en estas áreas. Además también corren el riesgo de ser presa de algún animal silvestre”, aseguró.

Gallo

Adoptó a un gallo para salvarlo de morir

Leer más

Es por eso que entre las miles de especies de flora y fauna, en Yaku Warmi, cuyo significado en español es ‘mujer del agua’, adoptaron a los cetáceos como sus mejores aliados. Pero también los protegen de los pescadores que los matan para vender sus colmillos.

Pese a que en dicho centro turístico se han convertido en los protectores de los delfines rosados, también corren el riesgo de ser víctima de los cazadores que llegan desde la frontera vecina de Perú, manifestó Luis Yumbo, de 75 años, uno de los pocos chamanes que quedan en Martinica.

Delfines
Los comuneros de Yaku Warmi se han convertido en los protectores de los delfines rosados.Yadira Illescas / EXPRESO

El hombre lamentó que estos mamíferos estén en peligro de extinción. Recordó que hace menos de cinco años tenían como unos 20 que llegaban hasta los alrededores del río Cucaya y posaban cerca del puerto en Yaku Warmi. Mientras que en la actualidad divisan menos de diez.

“Los delfines rosados están entre las especies de mayor riesgo, entre todos los cetáceos del mundo. Ellos recorren el Amazonas donde el aumento de contaminación es notable y destructivo, pero también son presas de los pescadores que están en su búsqueda para extraer los dientes”, dijo Yumbo.

Mencionó que los delfines de río no son similares a los del mar, ellos son más pequeños con pico alargado y tienen 28 dientes en cada mandíbula. “Estos dientes y colmillos son utilizados por los brujos o chamanes quienes tienen la creencia de que al utilizarlos atraerán a la mujer u hombre que deseen y que tanto la economía como el rendimiento sexual mejorarán. Por eso los matan y cobran por cada diente o colmillo desde mil dólares”, mencionó Yumbo.

3 (2)

Conservan a sus perros como si siguieran vivos

Leer más

Augusto Coquinche agregó que para protegerlos realizan rituales de limpieza en los alrededores de los ríos Cucaya y Aguarico para que los espíritus del bien protejan a los graciosos cetáceos.

Aseguró además que tienen mucha creencia en los rituales de protección donde se invocan a los espíritus de la selva y de los ríos para que cuiden de dichos animales.

De igual manera, ellos protegen sus límites contra los pescadores no autorizados para evitar que maten a los pocos delfines que quedan.