Zona Libre de Colon, en “cuidados intensivos”

  Actualidad

Zona Libre de Colon, en “cuidados intensivos”

El gobierno de Panamá propone un paquete de auxilios, que no rompa el equilibrio fiscal, para reanimar a la Zona Libre de Colón, al que califica de “paciente en cuidados intensivos”, anunció el ministro panameño de Comercio e Industrias, Augusto Arosem

Anuncio. Augusto Arosemena, ministro panameño de Comercio.

El gobierno de Panamá propone un paquete de auxilios, que no rompa el equilibrio fiscal, para reanimar a la Zona Libre de Colón, al que califica de “paciente en cuidados intensivos”, anunció el ministro panameño de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena.

El jefe del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) explicó, aunque no precisó números, que el año ha empezado con cifras deprimidas para la Zona Libre de Colón (ZLC), el principal puerto franco del hemisferio, ubicado en la costa caribeña de Panamá, por lo que urge la asistencia del gobierno “para que no caiga en coma”.

“No podemos esperar que este enfermo en estado crítico se levante con sus propias fuerzas, por eso estamos proponiendo a los empresarios una serie de acciones, pero ellos tienen que estar de acuerdo, para poder aplicarlas, porque es delicado el asunto”, especificó.

De acuerdo con Arosemena, la ZLC está afectada por la devaluación general de las monedas latinoamericanas frente al dólar estadounidense -la divisa que usa Panamá-, además de por la crisis interna de Venezuela y Colombia, y porque “hay que revisar su modelo de negocio, que ya está agotado”.

El ministro sostuvo que, personalmente, su meta es que “antes que termine el primer semestre de 2016 debe haber una solución en marcha”.

“Espero que los empresarios, con los que me voy a reunir, acepten la propuesta y que sientan que es una solución de verdad”. Adelantó que se toma en consideración los aranceles y tasas que se cobran a los usuarios, de los cuales confirmó que ya administrativamente desde inicio de año se redujo 50 % el costo de la licencia de operación, de 5.000 a 2.500 dólares, y se está revisando el pago por contenedores. EFE