Actualidad

Los votos salpicados en el mundo

El cálculo extraoficial habla de dos millones y más de compatriotas que habitan fuera de las fronteras nacionales, pero el único dato certero es que de ellos solo un puñado de 378.666 está habilitado para sufragar en las próximas elecciones de febrero

Ecuatorianos sufragando en Madrid las pasadas elecciones en 2013.

Hay ecuatorianos en el mundo. No existe un registro oficial de cuántos son en total. El cálculo extraoficial habla de dos millones y más de compatriotas que habitan fuera de las fronteras nacionales, pero el único dato certero es que de ellos solo un puñado de 378.666 está habilitado para sufragar en las próximas elecciones de febrero de 2017.

Ecuador divide al mundo en tres circunscripciones electorales: América Latina, el Caribe y África; Estados Unidos y Canadá; y Europa, Asia y Oceanía. La primera es la que menos electores tiene con 31.099 habilitados, según cifras del Consejo Nacional Electoral. El 46,3 % de estos votantes está concentrado en un solo país: Venezuela.

La concentración de votantes en el segundo distrito del exterior está, obviamente, en Estados Unidos, pero específicamente en los estados de Nueva York y Nueva Jersey que aglutina el 60,4 % de los electores. Mientras que en el distrito de Europa, Asia y Oceanía, la presencia de ecuatorianos en España le otorga a ese país el 71 % de los votantes registrados.

Las cifras definen la estrategia de los candidatos a asambleístas por estas tres circunscripciones. Stalin Riofrío aspira a una curul por América Latina, el Caribe y África auspiciado por el partido Fuerza EC. Reconoce que para ningún postulante será posible recorrer todo el distrito electoral por lo que concentrará su campaña en Venezuela, Colombia, Perú, Chile, otros países cercanos con un nutrido número de votantes. “Llegar a África, por ejemplo, será imposible”. En ese continente hay 73 votos divididos en Egipto y Sudáfrica.

Carlos Romero concuerda con Riofrío. Él busca un escaño en Europa, Asia y Oceanía por el Partido Social Cristiano. Su campaña estará enfocada en España e Italia. Pero ¿qué pasa con los ecuatorianos que no viven en las grandes colonias del exterior?

La idea de los candidatos es intentar llegar a la mayor cantidad de países, priorizando a los que tienen mayor número de votantes. La otra forma es movilizar a delegaciones, por ejemplo de Francia a España, para que escuchen el mensaje y lo repliquen a sus compatriotas. Otra vía es trasladar el mensaje a través de las redes sociales. Localizar a los votantes en Facebook, Twitter, Instagram y otras redes para compartirles sus propuestas.

Los votantes ecuatorianos están salpicados por todo el mundo. Están en 24 países del distrito de Europa, Asia y Oceanía. Un voto en Irán, cinco en Turquía, 16 en Indonesia, 22 en India, 28 en Malasia, 54 en Catar, 59 en Belarús, por citar algunos ejemplos, de las colonias minoritarias de electores.

La Asamblea Nacional está integrada por 137 asambleístas de los cuales 6 representan a los ecuatorianos en el exterior (2 por cada circunscripción), de acuerdo a lo establecido en el artículo 150 de la Ley Orgánica Electoral, Código de la Democracia.

Tienen representación en el Legislativo desde la vigencia de la actual Constitución. Solo pueden sufragar por binomio presidencial y legisladores, no por autoridades seccionales. Además, el voto de los ecuatorianos en el exterior es voluntario. A esto responde en gran parte el porcentaje de ausentismo en las elecciones de 2013. De los 285.753 habilitados en los pasados comicios, 152.708 no votaron, es decir, el 53,4 %.

El propósito de los candidatos es motivar a sus electores a que sufraguen a través de sus propuestas. Romero plantea trabajar desde la Asamblea Nacional para reducir el número de ministerios y secretarías de Estado, aunque esta es una atribución del Ejecutivo. “Cuando migré existían algo así como 15 ministerios, ahora hay muchos... eliminarlos reducirá el gasto innecesario”.

Riofrío está construyendo sus propuestas con base en los aportes de sus electores. Viajará en estos días a Perú, Colombia y Argentina recogiendo sus opiniones que espera plasmarlas en propuestas de ley.