Viveros le hizo una llave a la muerte

  Actualidad

Viveros le hizo una llave a la muerte

La judoca ecuatoriana superó una operación de corazón abierto. Tiene 5 meses de haber vuelto y ya suma cuatro medallas sudamericanas.

Viveros entrena a diario con la Tri en Guayaquil y de acuerdo con sus últimos chequeos está al 100 %.

Octubre de 2014. Los principales medios de comunicación del país recogían en sus titulares la mayor conquista del judo ecuatoriano en su historia: una medalla de bronce mundial. La autora de la hazaña era Marlin Viveros, deportista ibarreña, que sin mucho ruido irrumpió en el podio de la cita ecuménica juvenil y a quien Diario EXPRESO, en diciembre, reconocía como la “Deportista Proyección”. 10 meses después, la alegría se convirtió en pesadilla.

Un chequeo médico rutinario, previo a los Juegos Panamericanos de Canadá 2015 —a un paso de los Olímpicos—, diagnosticaban que la judoca tenía una falla cardiaca. Su válvula mitral, aquella que controlaba el flujo sanguíneo oxigenado que llega desde los pulmones, no funcionaba bien y debía ser cambiada. ¿El tiempo de recuperación? Dos años.

Para Marlin, el tiempo se detuvo. De estar activa en el judo desde los 11 años de edad, pasó a solo poder caminar distancias cortas y a paso lento. Pero la vida, así como el judo le permitieron otro combate. En octubre pasado volvió a la competencia oficial internacional en el Sudamericano de Chile, donde se colgó el oro en los 78 kg y este año participó en la gira Sudamericana de la selección nacional absoluta, donde trajo de Chile, Perú y Argentina dos medallas de bronce y una plata, respectivamente.

“Decirte que no pensé en la muerte sería mentir. Fue un golpe duro. No pensé volver. En una cirugía donde te abren el pecho y te manipulan un órgano tan vital hay dos opciones: o te aferras a las esperanzas que te dan los médicos o te sientas a lamentarte. Sí, no soy la misma de antes, aún me siento pesada. Cuando dejé el deporte estaba en un pico muy alto, pero sé que si sigo todas las instrucciones volveré al 100 %”, dice hoy una Marlin más madura a punto de cumplir 23 años.

Del día de la operación, Viveros tiene grabado todo en su mente. De su familia solo fueron sus padres y dos allegados más. “No quería causar lástima, me iba a deprimir”, recuerda y hace una pausa. Le es inevitable soltar un suspiro. “Yo quería seguir viviendo”.

Hoy, Marlin forma parte del equipo de élite nacional. Se realiza constantes chequeos —el último fue el martes— y todo marcha bajo control. Su objetivo es el Panamericano Sénior de Costa Rica que inicia el 19 de abril, luego los Juegos Suramericanos de Cochabamba, en Bolivia. Quiere y va a triunfar, aunque asegura que aún hay quienes dudan de ella por lo que le pasó. Ella va a cerrarles la boca.

La ficha deportiva

Nombre: Marlin Viveros

Edad: 22 años

Disciplina: Judo, categoría 78 kg.

Logros: Bronce en el Mundial 2014, tercera en el Panamericano de ese mismo año. Campeona Sudamericana del 2017 y 2 bronces y una plata en la reciente gira sudamericana.