Los violentos se ganan un espacio en los ‘Mas buscados’

  Actualidad

Los violentos se ganan un espacio en los ‘Mas buscados’

La nómina está conformada por nueve “prófugos responsables de delitos como femicidio, tentativa de femicidio, abuso sexual, violación y trata de personas con fines de explotación sexual”, señala el Ministerio del Interior.

Los violentos se ganan un espacio en los ‘Más buscados’

Llegó al domicilio de su exconviviente para exigirle que regrese con él, porque ‘no podía vivir sin ella’. Pero al recordar los constantes maltratos que había sufrido, Joselyn Dennisse se negó al pedido. Su decisión hoy la mantiene con severas lesiones en el cuerpo, producto de un disparo que le propinó su ex.

La violenta acción llevó a Bryan David Cruz Quezada a ser considerado como uno de los ‘Más buscados por violencia de género’.

Hasta el pasado martes, el hombre ocupó el octavo lugar de esta nómina, creada por el Ministerio del Interior dentro del programa ‘Más buscados’ del país.

Ese día, Cruz Quezada caminaba tranquilamente por la vía Zurmi, en el cantón Nangaritza de la provincia de Zamora Chinchipe, cuando un control policial le puso los ‘pelos de punta’. Tras la revisión de sus documentos y del sistema policial, se confirmó que el sospechoso tenía una boleta de captura por el delito de intento de femicidio, registrado el 27 de marzo de 2016, en el cantón Machala, provincia de El Oro.

Con Cruz Quezada ya suman cuatro los requeridos en la nueva lista que están tras las rejas. Una iniciativa que se ejecuta desde el pasado 11 de mayo, con la activación del Bloque de Búsqueda de la Policía Judicial e Investigaciones, a nivel nacional e internacional.

La nómina está conformada por nueve “prófugos responsables de delitos como femicidio, tentativa de femicidio, abuso sexual, violación y trata de personas con fines de explotación sexual”, señala el Ministerio del Interior.

A Dalton San Lucas le parece excelente que se haya tomado esa medida. Pero considera que se la debe acompañar con leyes más severas, como ocurre en otros países. “Yo creo que solo así aprenderían estos sujetos y habría un poco más de respeto a la mujer”.

El 3 de septiembre de 2016, su hija Katherine San Lucas fue asesinada en una vivienda del kilómetro 8,5 de la vía a Daule, que compartía con su pareja, un exagente de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM). El hombre fue detenido tras propinarle unas ocho cuchilladas a Katherine delante de sus dos pequeños hijos.

Dalton lamenta que el caso no se haya calificado como femicidio, sino como asesinato.

Solo espera que la nueva lista, creada por una Comisión Técnica Nacional, contribuya en la localización de sospechosos por delitos de violencia de género y que esos casos no queden en la impunidad, como es el objetivo de las autoridades.

Según la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), entre enero y julio (18) se han reportado 63 femicidios en Ecuador. “La principal motivación es por cuestiones sentimentales”.

El 81 % de los casos ocurren en espacios privados, generalmente en las viviendas de las víctimas; y el 19 % en espacios públicos. El 52 % de los victimarios corresponde a parejas, convivientes, exparejas o exconvivientes. En algunos de los hechos, el autor del femicidio se suicidó.

La lista fue actualizada el pasado 7 de julio, luego de la detención de Jorge Santiago de la Cruz Quintanchala, de 44 años. Era requerido, según Interior, por ser parte de una red delictiva transnacional integrada por ecuatorianos y colombianos, que captaba mujeres para explotarlas sexualmente, en especial en Imbabura. “Las engañaba con ofrecimientos de trabajo, pero terminaban en centros de tolerancia en todo el país”, señaló Interior. También se lo buscaba por haber escapado de la cárcel de Imbabura.