Se vigilara la acogida del informe de la ONU

  Actualidad

Se vigilara la acogida del informe de la ONU

Un informe que deja expectantes a las organizaciones de la sociedad civil. El 1 de mayo, 26 países, miembros de Naciones Unidas, hicieron observaciones y recomendaciones a Ecuador sobre la vigencia de los derechos humanos.

Quito. En la marcha del Día del Trabajo se impulsó la campaña.

U n informe que deja expectantes a las organizaciones de la sociedad civil. El 1 de mayo, 26 países, miembros de Naciones Unidas, hicieron observaciones y recomendaciones a Ecuador sobre la vigencia de los derechos humanos.

Los integrantes de la Plataforma por la Democracia y Derechos Humanos aseguran que las recomendaciones son ‘vinculantes’ y tienen que ver, sobre todo, con la libertad de expresión y de asociación.

El colectivo, sin embargo, tiene sus dudas. Sobre todo considerando la posición del Gobierno durante la audiencia del lunes ante el Consejo de Derechos Humanos del organismo internacional.

Luis Verdesoto, vocero de la Plataforma, la resumió en una frase: “En Ecuador no pasa nada, lo que ustedes ven yo no lo veo”. Ellos creen que si el Gobierno no acoge las observaciones, el perjudicado será el presidente electo, Lenín Moreno.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) también tiene reparos a la exposición que el canciller Guillaume Long y otros ministros de Estado hicieron el lunes ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), por considerar que no reconocen la realidad del país.

Coincide en que las recomendaciones tienen que ser acogidas por el bien del país.

La postura de la organización social fue expuesta ayer, durante el lanzamiento de la campaña ‘Amnistía Primero’, a favor de quienes, aseguran, han sido judicializados y criminalizados por salir en defensa de los derechos humanos, colectivos y de la naturaleza.

Harold Burbano, abogado de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) que apoya la campaña, aseguró que son 111 las personas que enfrentan procesos judiciales en el país, acusados de resistencia o ataques, por haber participado en cierre de carreteras y la retención de personas, en el marco de una protesta social.

La campaña en sí es un pedido al presidente entrante Lenín Moreno, para que después de que se posesione otorgue el indulto y la amnistía a los procesados.

Según el presidente de la Conaie, Jorge Herrera, de su respuesta depende un futuro diálogo. La agrupación tiene previsto convocar, en los próximos días, a una asamblea general para conocer la postura de las bases sobre este tema.