Los vientos tumban la inversion en teca y balsa

  Actualidad

Los vientos tumban la inversion en teca y balsa

Todavía no hay un estudio que indique el número exacto de árboles derrumbados, pero se estima que unas cuatro hectáreas podrían estar afectadas, pueden ser entre 2.400 a 4.444 árboles.

Plantación. Árboles de balsa derrumbados por el viento en Los Ríos.

Fuertes vientos afectan las plantaciones de teca y balsa en el Litoral. Xavier Elizalde, director ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Productores de Teca y Maderas Tropicales (Asoteca), dijo a Diario EXPRESO que ha recibido la llamada de un 80 % de los agremiados reportando que tienen afectación por los ventarrones.

Todavía no hay un estudio que indique el número exacto de árboles derrumbados, pero se estima que unas cuatro hectáreas podrían estar afectadas, pueden ser entre 2.400 a 4.444 árboles.

Dependiendo de la edad del árbol es su costo, va desde 20 a 120 dólares. Por lo tanto las pérdidas podrían ir desde 48.000 a 88.880 dólares si el precio es el más bajo. Si los árboles derrumbados son los más caros, entonces las pérdidas puede que estén entre 288.000 a 533.280 dólares. Estas cifras son solo una estimación, porque recién se va a hacer un inventario.

Según Elizalde, los vientos se pueden considerar atípicos y podrían atribuirse a los efectos del cambio climático, los cuales se han sentido con mayor intensidad durante este año. Las fuertes corrientes de aire ocasionan daños considerables en los árboles jóvenes, a tal punto que pueden dejarlos totalmente dañados, torcidos, rotos o vulnerables.

La solución es a largo plazo, como generar especies forestales mejoradas, que puedan desarrollar árboles con resistencia a este tipo de fenómenos naturales, para ello se requiere un esfuerzo público - privado. Otra medida de prevención puede ser la implementación de cortinas rompevientos.

En cuanto a los ventarrones el coordinador regional del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, Raúl Mejía, indicó a EXPRESO que durarán hasta la segunda semana de mayo. Explicó que el viento ha venido junto con las fuertes lluvias. LZA