La vestimenta montuvia va perdiendo terreno

  Actualidad

La vestimenta montuvia va perdiendo terreno

La indumentaria de los habitantes del campo varía con las nuevas generaciones.

Fraternizar. Edilma Luzardo de Paján y Enrique García, Santa Lucía, intentan conseguir mejoras en sus cantones.

Los montuvios mayores se visten a la antigua, ellos conservan la costumbre de engalanarse para las festividades de su pueblo o en la ciudad, mantienen sus preferencias por ciertos colores, en especial el blanco, celeste y crema.

Los jóvenes están cambiando las costumbres ancestrales de este grupo étnico, les gusta vestir de vaquero, con camisas a cuadros, de colores vivos, jeans y cinturones con hebillas anchas, botas y sombrero, al estilo de la gente de campo de otros países.

Algunos más radicales en su cambio, quieren vestir como mestizos, son los nuevos montuvios, ellos utilizan camisetas y jeans. Las féminas se podría decir que han perdido su identidad montuvia al vestir casi en su totalidad.

Los campesinos del Litoral representados por el movimiento Pueblo Montuvio del Ecuador además de dirigentes de varios sectores y provincias de la Costa, se reunieron en el 3er piso del Hotel Uni Park, con la finalidad de dar a conocer sus puntos de vista sobre la situación por la que atraviesa su sector y el país.

La importancia y formalidad de la cita no les altera su idiosincrasia a la hora del vestir, en el evento se los encontró elegantemente ataviados a su estilo clásico montuvio.

El tipo de tela que utilizaron en su vestuario es el lino para los pantalones y la camisa es de dacrón. Acostumbran a mandarse a coser las prendas, a su medida, en las sastrerías populares que aún subsisten en los pueblos.

Las vestimentas en el campo, desde los años ochenta y noventa del siglo pasado, han recibido la influencia de la llegada de mercadería de países vecinos, que a mejores precios que las nacionales se han abierto mercado en los pueblos. Peruanos y colombianos con sus textiles han invadido los cantones de la Costa, incluso con la venta de sombreros que asemejan al cuero negro con blanco. “Una de las formas de mantener las tradiciones es la vestimenta, las prendas de vestir identifican al montuvio, si se pone a una indígena con su anaco y a un afroecuatoriano con su ropa colorida, van a haber tres etnias vestidas de diferentes maneras, ahí radica la importancia de la identidad montuvia, en Samborondón ya parecen vaqueros norteamericanos, con jeans, camisas a cuadros y botas; las mujeres con unas camisas a cuadros igualmente, en un estilo mexicano”, dijo Gabriel Paredes, director folclorista.

“A pesar de la moda y todo lo nuevo que venga, tanto musical como en vestuario o gastronomía, el montuvio tiene que mantener su tradición, debe luchar para que no muera, para que no se pierda, de eso tienen que encargarse las instituciones cantonales, los gobiernos autónomos provinciales de cada cantón de la provincia del Guayas, ellos tienen que incentivar la cultura en los nuevos montuvios”, dijo Paredes.

Símbolo de la mujer montuvia tradicional y que llama la atención, es el uso de trajes folclóricos o blusas sueltas. Ahora la joven montuvia va acostumbrándose a las nuevas vestimentas, por ejemplo las que venden los chinos en los mercados del centro de cada cantón, otras están acogiéndose a la forma de vestir las vaqueras norteamericanas, como ya se mencionó, con jeans, camisetas a cuadros, botas y sombreros. En el caso de los rodeos los hombres completan su atuendo tradicional con un pañuelo de color rojo que utilizan también en peleas de gallos y fiestas de cantonización.

En barrios conservan tradición

Un buen porcentaje de emigrantes del campo a la ciudad se encuentran asentados en populosos sectores agrupados en varias cooperativas.

En el caso de la Tarqui Popular, está conformada por montuvios en los sectores de Bastión Popular, Entrada de la 8, Monte Sinaí y El Fortín, entre otros, que provienen de Manabí, Los Ríos y distintos cantones de la provincia; en estos lugares al norte de Guayaquil mantienen sus costumbres y tradiciones.

“Los que muchos ven como algo folclórico, para nosotros es normal, cuando caminamos llamamos la atención”, dijo Osvaldo Mosquera Zambrano, dirigente.

Son muchas cosas las que caracterizan a este grupo poblacional, aparte de sus vestimentas; amorfinos, viviendas, artesanías, labor agrícola y ganadera, entre otras.