Las ventas escolares resucitan

  Actualidad

Las ventas escolares resucitan

Los comercios tienen altas expectativas y esperan acercarse a la facturación de 2019

WhatsApp Image 2022-09-03 at 16.07.36 (1)
Almacenes. Los padres visitaron masivamente los comercios para conocer las ofertas en calzado para niños.ÁNGELO CHAMBA

Luego de dos años de mínimas ventas en la temporada de inicio de clases en la Sierra, el mercado de papelerías y uniformes escolares va retomando el flujo habitual de clientes, quienes han sentido el alza de precios en cuadernos y otros rubros.

En La Casa Deportiva, un local de venta de uniformes e implementos deportivos ubicado en el centro de Quito, padres con niños hacían una pequeña fila el pasado martes 23 de agosto para ingresar de uno en uno, por petición del establecimiento, que fabrica y comercializa uniformes de unos 40 colegios, entre fiscales y particulares.

Carmen Almache compró en ese local los uniformes de diario y de deporte de su hija de 12 años; gastó 115 dólares. “Sí están asequibles, en comparación a otros lugares”, comenta esta clienta, quien el año pasado no hizo este gasto porque el colegio donde estudiaba su hija no le exigió llevar uniforme debido a la pandemia.

Lola Tumipamba, propietaria de La Casa Deportiva, señaló que han procurado mantener los precios de antes para “no afectar el bolsillo de los padres”, a pesar de que sus costos de producción se han incrementado, especialmente en telas. “Las ventas han ido mejorando; pero no creemos que lleguemos a las cifras de 2019, quizá nos acerquemos un 60 %”, añadió.

Distribuidora William, un local de zapatos escolares del centro, lucía abarrotado de clientes con vendedoras que subían y bajaban de la bodega en busca de modelos y tallas. El comercio, que tiene otras sucursales en la ciudad y vende al mayor y detal, ofrecía un combo por 28 dólares, que incluía el zapato de diario, la zapatilla deportiva y una mochila.

Esperanza Vera, madre de dos niñas de 11 y 12 años, compró cinco pares en el local -el calzado de diario y las zapatillas deportivas para cada una, más unos tacones para la mayor, por el día de parada- y gastó 70 dólares. Vera aprovechó una oferta ‘dos por uno’, que incluía el de diario y la zapatilla. “Desde 2019 no compraba zapatos. Los uniformes han subido de precio, por eso busco rebajas”.

“En algunos modelos ha habido incrementos de entre 5 y 10 %, como consecuencia de un alza en las materias primas e insumos para los fabricantes”, explicó William Gavilanes, propietario del negocio, quien tiene las mejores expectativas sobre esta temporada. En este local se factura un promedio diario de 5.000 dólares. Sin embargo, es cauteloso porque no están tan abastecidos como quisieran.

Christian Orbe, gerente general de Inducalsa, fabricante de calzado, considera que hay una recuperación, luego de la mínima facturación de los últimos dos años. La empresa está llegando al 90 % de las ventas de 2019. “Tras la pandemia, el paro vino a golpearnos aún más. Aunque no dejamos de producir, sí faltaron algunas materias primas y eso retrasó la producción. Sí hemos logrado cumplir las entregas, pero estamos un poco ajustados”, explicó.

En útiles escolares, lo más notorio es el alza de precios de los cuadernos y resmas de papel, por escasez del papel, que es importado, explican las papelerías. Si anteriormente un cuaderno costaba un dólar, hoy se puede adquirir entre 1,20 y 1,50 en papelerías del centro de Quito, que suelen ser las más económicas. La resma, en cambio, se puede comprar hasta en 4,75, cuando antes estaba en 3 dólares.

En el local Papelerías Económicas, en el centro, la lista escolar de un colegio fiscal cuesta hasta 30 dólares, y de un particular, hasta 120, sin contar textos escolares. “La gente está llevando más cosas, porque los colegios están volviendo a pedir listas completas”, dijo Karina Viteri, propietaria del local.

Miriam Tene gastó 130 dólares -sin incluir los textos- en las listas escolares de dos hijas, que estudian en colegios fiscales. “Los precios están un poco elevados, los cuadernos los encontré en 1,20, cuando antes los compraba en un dólar. Este año he comprado más cosas porque van presencial”.

En Polipapel, una cadena de papelerías con 29 tiendas en el país -incluida la virtual-, el desempeño de las ventas es positivo en la actual temporada, por lo que tienen expectativas similares a la del regreso a clases en la Costa, donde tuvieron un crecimiento de 40 % en relación con sus ventas de 2019, detalló Nathalie Vargas, gerente de la empresa. “El incremento en precios ha sido importante, principalmente en cuadernos, que han subido -en promedio- 20 %”, añadió.

El mercado espera que en el transcurso de septiembre las ventas se sigan manteniendo con las compras complementarias o de aquellos padres que esperan al inicio de clases para adquirir la lista de útiles.

Karina Viteri

propietaria de Papelerías Económicas

Sí ha subido el costo de la lista escolar, por el incremento de cuadernos y resmas de papel. La gente también está llevando más cosas.

90 % es el nivel de ventas de Inducalsa, fabricante de calzado. La empresa tuvo una mínima facturación de los últimos dos años. Los cuadernos tienen un costo mayor que en 2019.