Actualidad

Vencer a Delfin, tarea pendiente de Arias

Lo intentó de varias formas —siempre manteniendo una idea básica— pero hasta el momento el uruguayo Alfredo Arias no ha logrado descifrar la maraña que su compatriota Guillermo Sanguinetti le plantea cada vez que Emelec y Delfín se enfrentan.

Vencer a Delfín, tarea pendiente de Arias

Lo intentó de varias formas —siempre manteniendo una idea básica— pero hasta el momento el uruguayo Alfredo Arias no ha logrado descifrar la maraña que su compatriota Guillermo Sanguinetti le plantea cada vez que Emelec y Delfín se enfrentan.

Tres empates y una derrota es el saldo que los azules muestran hasta la presente fecha en sus cuatro choques ante los manabitas, por lo que Arias necesitará encontrar la fórmula que lo lleve a doblegar al rival que se ha convertido en una especie de piedra en el zapato. Dos entrenadores consultados por EXPRESO consideran que esa fórmula se resume en tres palabras: presión, velocidad y precisión.

“Lastra y Gaibor deben estar atentos a ganar los rebotes y no darle respiro al rival. Esa presión es necesaria aplicarla en todos los sectores de la cancha y ser muy precisos al momento de definir. Es verdad que los números no le favorecen a Emelec ante Delfín, pero el volumen de juego mostrado en cada enfrentamiento, excepto en el que perdió 2-1, ha sido superior”, dice Juan Ramón Silva.

En aquel compromiso, la expulsión del peruano Christian Ramos fue fundamental en el marcador final, porque el Bombillo adelantó su última línea y fue fácil presa del cetáceo.

Ricardo Armendáriz considera que los millonarios llegan en su mejor momento, aun así no se atreve a ponerlos como favoritos, porque en una final es vital mantenerse concentrados y no caer en el exceso de triunfalismo.

“Delfín siempre le cede la iniciativa al rival, porque tiene jugadores especializados en cuestiones de marca. Sanguinetti vendrá a buscar un empate, si por allí le sale un gol lo defenderá a muerte, por eso Emelec necesita abrir primero el marcador, porque de esa manera el rival deberá salir a jugar y eso le acomodará mejor a su estilo”, explica.

En el primer juego (empate 3-3), Arias armó una defensa integrada por: Mina, Pinillo, Ramos y Jaime (empate 3-3); luego probó con: Caicedo, Jaime, Pinillo y Bagüí (1-1); la tercera vez fue con: Caicedo, Ramos, Mejía y Bagüí.

La cuarta ocasión, en la línea de fondo estuvieron: Paredes, Guagua, Mejía y Bagüí. Ese día el Bombillo lució mejor, inclinó la cancha, mantuvo el control de la pelota y del ritmo de juego, pero le faltó el gol.

Mañana, en la cancha del Capwell, no habrá espacio para el error. Si Emelec quiere iniciar bien la búsqueda de su estrella 14 necesita terminar con su karma de 2017.