Los vehiculos retenidos en el noroeste iran a otro ‘canchon’

  Actualidad

Los vehiculos retenidos en el noroeste iran a otro ‘canchon’

Momentáneo. Hasta que finalice la construcción de las instalaciones, solo permanecen retenidos los buses o vehículos de mayor tonelaje.

Trabajos. Guillermo Delgado (d) explica las obras que se ejecutan para el nuevo canchón.

En un predio de tres hectáreas se construye el tercer Centro de Retención Vehicular (CRV) para Guayaquil, que entrará a operar el próximo mes.

Las instalaciones, a cargo de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), se levantan en la calle 42 y avenida Honorato Haro, kilómetro 10,5 de la vía a Daule, a escasos metros de la delegación 6 de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

El terreno tendrá capacidad para unos 1.200 automotores. Cada parqueo del establecimiento permitirá colocar hasta seis motocicletas.

Los dos primeros CRV se encuentran ubicados en el sector de Fertisa (sur) y Los Vergeles (norte). Ambos cuentan con la misma capacidad y extensión de terreno.

El jefe de los CRV, Guillermo Delgado, indicó a Diario EXPRESO que las futuras instalaciones serán parte de la logística, pues la cobertura en este campo será para el noroeste de la ciudad, como la Perimetral, Pascuales, avenida del Bombero y vía a Daule.

“Si bien hay un número considerable de vehículos retenidos, los dos primeros centros disponen de espacio suficiente, pero se requiere de un local para la cobertura en el noroeste de la urbe”, comentó.

El nuevo CRV también será automatizado, con la finalidad de que los usuarios efectúen los trámites en el mismo sitio, como los convenios de pago y la gestión para el retiro de los automotores.

“El local se lo acondicionará con base en lo dispuesto por la resolución 170 de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), como espacios adecuados para los usuarios”, destacó Delgado.

La conexión con la base central de la ATM permitirá que la atención al público se desarrolle desde las 08:30 hasta las 17:00, además de que los carros retenidos en operativos o accidentes puedan ingresar durante las 24 horas.

La construcción de la obra arrancó hace unas tres semanas. La ATM tiene planificado habilitarla a mediados de julio.

El automotor del taxista Pedro Mosquera nunca ha sido retenido, pero comenta los inconvenientes de algunos colegas para gestionar el trámite, como es la distancia.

“Hay compañeros a quienes les ha tocado movilizarse desde Pascuales hasta Fertisa, un motivo para que en ocasiones se atrase el proceso”, indicó.

Otros conductores dijeron no estar enterados de la ubicación del nuevo centro de retención, por lo que sugieren a la ATM dar a conocer la respectiva información en la zona.

Las motos ocupan más espacio

Alrededor de 6.000 motocicletas permanecen retenidas en los dos canchones de la ATM. La mayoría de las unidades no han sido retiradas por carecer de documentación y la placa.

Una gran parte de los livianos vehículos tienen más de un año de retención, siendo un motivo para su remate. Sin embargo, de acuerdo con la Ley de Tránsito, el remate debe efectuarse cada tres años. Es decir, la entidad debe esperar aún un año y medio.