Una vara diferente en casos similares

  Actualidad

Una vara diferente en casos similares

Están acusados por divulgación de información protegida. Eso tienen en común los activistas ecuatorianos Cléver Jiménez y Fernando Villavicencio con el australiano Julian Assange.

Corte. Cléver Jiménez, Ramiro García y Fernando Villavicencio, el jueves.

Están acusados por divulgación de información protegida. Eso tienen en común los activistas ecuatorianos Cléver Jiménez y Fernando Villavicencio con el australiano Julian Assange.

Él es, desde hace cuatro años, protegido por el Gobierno de la autodenominada Revolución Ciudadana que le concedió asilo político en la embajada en Londres para evitar un eventual traslado a EE. UU. Allí, teme la defensa del líder de WikiLeaks, Assange podría enfrentar un juicio militar por los secretos sobre la seguridad estadounidense revelados por su portal.

Ellos, en cambio, irán a juicio y, desde la madrugada de ayer, existe una orden de prisión en su contra. Lo decidió el juez nacional Jorge Blum.

La Fiscalía los acusa por haber difundido información confidencial enviada, vía correo electrónico, por el procurador Diego García, al presidente de la República, Rafael Correa, y al secretario jurídico de Carondelet, Alexis Mera.

Jiménez y Villavicencio están seguros, según dijeron ayer a EXPRESO, que la acusación es parte de una “persecución política”. Ellos insisten en que el sistema de justicia está controlado por el Ejecutivo.

En 2011, el primer mandatario declaró: “Dirán que queremos meter mano en las cortes; sí, queremos meter manos: para bien del pueblo ecuatoriano. Tenemos que cambiar el sistema de justicia, compatriotas”.

Los ahora acusados creen que ese anuncio de Correa se cumple en su caso. “No esperaba otra cosa de la justicia”, dijo a este Diario el exasambleísta amazónico.

Los dos marcan, sin embargo, distancias con el huésped de Ecuador en Londres. Según Jiménez, ellos no difundieron el contenido de ningún correo, Assange sí. Y lo hizo incluso desde territorio ecuatoriano.

Villavicencio cree que la intención del Gobierno es frenar su potencial llegada a la Asamblea Nacional. Para eso, dijo a EXPRESO, están valiéndose de dos frentes: el juicio por la difusión de correos y otra acción legal por insolvencia. “Tienen miedo a la fiscalización que puedo hacer desde la Asamblea”, aseguró.

Él también cuestiona la velocidad del proceso. Le llama la atención que, para su caso, el juez determine medidas cautelares y dé pasos acelerados mientras que para la supuesta corrupción en Petroecuador se tome más tiempo. Carlos Pareja Yannuzzelli, dijo, tuvo orden de prisión desde la semana pasada, pese a que su nombre apareció en los Panama Papers, en mayo.