Actualidad

Ni los tributos solidarios levantan la recaudacion

Termina el año y las arcas del Estado aún no sienten esa anunciada recuperación económica en septiembre. El Servicio de Rentas Internas publicó ayer unas cifras de recaudación, hasta noviembre, que no permiten aflojar el cinturón del gasto.

Termina el año y las arcas del Estado aún no sienten esa anunciada recuperación económica en septiembre. El Servicio de Rentas Internas publicó ayer unas cifras de recaudación, hasta noviembre, que no permiten aflojar el cinturón del gasto. El Estado ha ingresado en 11 meses, 221,1 millones de dólares menos en impuestos que en el mismo periodo de 2015.

Y el panorama es peor si, como siempre ha corregido el SRI a este Diario, las cifras se comparan sin tener en cuenta los ingresos extraordinarios. Es decir, sin sumar las contribuciones solidarias de este año ni lo que se recaudó el pasado a través de la ley de remisión de intereses y multas que permitía a los contribuyentes saldar las deudas con el Fisco sin castigo.

En ese escenario, la economía ecuatoriana ha generado 1.290 millones menos que el año pasado. Una brecha que ha ido incrementando mes a mes y que en noviembre, sumó casi 30 millones más.

Y eso que hubo un feriado largo que estaba llamado a reactivar el consumo y, además, que se esperaba, según los pronósticos lanzados por el Banco Central de Ecuador en septiembre al dar a conocer las cifras de crecimiento del PIB, que los dos últimos trimestres del año reflejasen un cambio de ritmo, para bien, de la economía. Al menos, en impuesto, la realidad no ha cambiado mucho.

En impuesto a la Renta, hay 400 millones de dólares menos que en 2015. En IVA (solo de operaciones internas), son casi otros 400 millones menos. Es decir, los dos tributos que reflejan la actividad productiva de las empresas, las rentas por trabajo de las personas y el consumo nacional ha experimentado una merma drástica.

Las importaciones también son responsables de una buena parte de la menor recaudación. Los dos impuestos que gravan las compras en el extranjero (IVA e ICE) son responsables del otro tercio de reducción: 398,8 millones de dólares.

El Impuesto a los Consumos Especiales interno, en cambio, ha recaudado 24,5 millones de dólares más gracias a la reforma implementada a mediados de año.

En definitiva, los ingresos tributarios para el Estado han caído un 10 % frente a lo que ya tenían en las arcas el año pasado entre enero y noviembre.

El último mes recaudado, en contra de lo que se podría haber esperado por el optimismo oficial frente al comportamiento de la economía, tuvo menores ingresos que octubre y octubre también menos que septiembre. Ese mes es el tercer más sólido del año, ya que junto con enero y abril, se superaron los 1.000 millones de recaudación.

Si se suman las contribuciones solidarias, el SRI solo está a un 5 % de cumplir su meta, con una leve caída de 2 % en la recaudación. Al final, todo suma.

Otros datos

Herencias

La mitad de movimientos en herencias, donaciones y legados en 2016 que en 2015. La renta impuesta a estas operaciones recolectó 12,9 millones de dólares entre enero y noviembre. Pero la caída se explica más por el auge del año pasado, cuando sumó 24,5 millones, ante la amenaza de la ley de herencias.

Salida de divisas

La caída de las importaciones también se refleja en la menor recaudación del impuesto a la salida de divisas. Al reducir la compra de mercancías fuera del país, también disminuyen los envíos de dinero o transacciones para esos pagos. Los 876,5 millones de 2016, son 207 millones menos que en 2015 (a noviembre).

Anticipos renta

El reclamo más repetido entre los empresarios respecto a los tributos, el anticipo al Impuesto a la Renta, ha dejado en las arcas estatales 328,6 millones de dólares, unos 15 menos que en 2015. Como Impuesto a la Renta, las empresas han declarado 903 millones cuando en 2015 fueron 1.006 millones.